Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Pedro Almodóvar

(Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1949) Director, guionista y productor de cine español, sin duda uno de los cineastas españoles independientes con mayor proyección internacional. Tras varios filmes apreciados por la crítica española, se consagró mundialmente con Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), cinta que fue nominada para el Oscar a la mejor película extranjera. Entre los numerosos galardones que ha recibido, destacan el Oscar a la mejor película extranjera por Todo sobre mi madre (1999) y el Oscar al mejor guión original por Hable con ella (2002).


Pedro Almodóvar

A los 16 años decidió trasladarse a Madrid, donde trabajó de administrativo en la compañía Telefónica. Durante los años setenta alternó ese trabajo con la grabación de cortos en súper-8 y la colaboración en diversas revistas y montajes teatrales. Eran años de gran ebullición cultural en Madrid (la llamada movida madrileña) y Almodóvar se integró plenamente en ese ambiente, formando junto con Fanny McNamara el dúo de rock Almodóvar-McNamara.

Todo ese bagaje lo puso al servicio de su primer largometraje, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, con el que en 1980 llegó al cine comercial. Era un autodidacta al que le faltaba todavía dominio de la técnica cinematográfica, pero esta primera película causó gran impacto y mostró un estilo personalísimo que fue puliéndose con Laberinto de pasiones (1982), Entre tinieblas (1983), ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984) y Matador (1985).

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón sintetizó todo el flujo creativo acumulado a lo largo de los años setenta, en los que predominaron las temáticas en torno al mundo del sexo, las drogas o las tribus urbanas y la atracción por lo extravagante y excéntrico. No obstante, los primeros años de su carrera estuvieron plagados de contratiempos, básicamente porque los productores no lo tenían muy en cuenta. Pudo dirigir Laberinto de pasiones gracias al apoyo de los cines Alphaville de Madrid. La nueva película alcanzó un notable éxito de público, quizá porque resultaba más abierta que la anterior y se decantaba por temas menos "sucios", aunque igual de escabrosos. La productora Tesauro le permitió dirigir sus siguientes trabajos (Entre tinieblas y ¿Qué he hecho yo para merecer esto?), en los que fue fraguándose su peculiar estilo narrativo: la comedia con un trasfondo trágico, en el que los personajes están siempre dispuestos a transgredir la norma establecida, sin importar las limitaciones del marco religioso, social o personal.

En ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, Almodóvar realizó uno de los retratos más duros de la mujer vistos en el cine. Carmen Maura interpretó magistralmente la destrucción del personaje, resultado de la miseria vital y humana que lo rodea. La película mereció el elogio y la admiración de un numeroso grupo de críticos. Con Matador, la carrera del director pareció señalar un nuevo camino. La historia se sumerge en las pasiones y sentimientos humanos, en la tragedia vista como inmolación y placer. La obra está repleta de sugerencias que apuntalan su energía interior, aspecto que desorientó a parte de sus seguidores.

Después de Matador, Almodóvar fundó con su hermano Agustín su propia productora, El Deseo S.A., y comenzó una nueva trayectoria en la que destacarían varios títulos de gran relieve y repercusión comercial, que lo llevaron a convertirse en el máximo referente internacional del cine español de los ochenta y noventa.

El 23 de marzo de 1988, Pedro Almodóvar estrenó Mujeres al borde de un ataque de nervios. En estos momentos el director manchego era ya un cineasta reconocido en España y en círculos cinéfilos europeos, pero esta película supuso su consagración mundial. Hasta ese momento era conocido como cineasta provocador, melodramático y popular; el nuevo filme, sin embargo, resultó ser una incursión de Almodóvar en la comedia sofisticada. Mujeres al borde de un ataque de nervios recoge en efecto la influencia de la alta comedia estadounidense; con todo, sigue siendo un producto muy almodovariano, que se estructura a modo de cómic y presenta una serie de dislocados personajes movidos a ritmo del bolero Puro Teatro. La acción transcurre en 24 horas y, en su mayor parte, en un único escenario, el apartamento de la protagonista.


Carmen Maura en Mujeres al borde
de un ataque de nervios
(1988)

El director, hasta entonces olvidado por los premios, logró por fin un gran reconocimiento: cinco premios Goya, el premio del Festival de Venecia al mejor guión, el Fénix europeo y la nominación para el Óscar de Hollywood a la mejor película extranjera. Aunque el Óscar se lo llevó la sueca Pelle el conquistador, eso no ensombreció su éxito y, maestro de la autopromoción, brilló con luz propia en la gala de entrega de las estatuillas. Allí recibió la mayor ovación de la noche, conmovió al mismísimo Billy Wilder, que llegó a reconocer al manchego como su sucesor más directo, y lanzó a sus actores, sobre todo a Carmen Maura y Antonio Banderas, al mercado exterior.

Desde ¡Átame! (1989) hasta Carne trémula (1997), la obra de Almodóvar siguió moviéndose por los recovecos de la soledad, la crisis personal (femenina), la doble personalidad. Es un cine de experiencias, en donde cada personaje parece respirar a flor de piel, sin olvidar los abundantes elementos envolventes, siempre en forma de collage, que delimitan cada acción. La independencia en la producción le permitió, con los años, situar sus películas entre las más taquilleras del cine español, enfrentado a menudo a una industria que ha intentado marginarle, sin lograr socavar su posición de privilegio. Cuando los premios le fueron denegados en su propio país, obtuvo importantes y numerosos galardones en el extranjero, que se prolongaron en muestras, homenajes y seminarios universitarios en torno a su obra. Desde mediados de los años noventa, su productora ha arropado trabajos ajenos, permitiendo que algunos directores pudieran dar el salto a la gran pantalla.

Junto a Mujeres..., entre sus películas más premiadas figuran Todo sobre mi madre (1999), con la que ganó el premio a la mejor dirección en el Festival de Cine de Cannes, siete premios Goya (entre ellos el de mejor película y mejor dirección), el premio del festival de Palm Springs, el de la crítica de Nueva York y Los Ángeles, el Globo de Oro a la mejor película extranjera, el César francés, el Oscar de Hollywood y el David de Donatello en Italia.

Repitió éxito y galardones con su siguiente trabajo, Hable con ella (2002). Fue elegida mejor película extranjera por la crítica estadounidense y obtuvo cinco galardones de la Academia Europea de Cine, entre ellos los tres principales, mejor película, director y guión. Al otro lado del Atlántico, recogió también el galardón de la Asociación de Críticos de Los Ángeles y el Globo de Oro a la mejor película extranjera. Sumó siete nominaciones a los premios Goya, ganó un galardón por el trabajo musical de Alberto Iglesias y, aunque la cinta no fue elegida por la Academia nacional de cine para representar a España en los Oscar como película de habla no inglesa, Hable con ella consiguió dos nominaciones absolutas, en las categorías de mejor director y mejor guión original. En su camino hacia un nuevo triunfo en Hollywood, Almodóvar recogió el premio César de la Academia francesa a la mejor película europea y dos premios Bafta del cine británico al mejor guión y película extranjera. La madrugada del 24 de marzo de 2003, el cineasta manchego logró en Los Ángeles el segundo Oscar de su carrera que, en esta ocasión, llegaba para premiar el mejor guión original del año.


Almodóvar en el rodaje de Volver (2006)

Después de la también premiada La mala educación (2004), el 10 de marzo de 2006 el director manchego presentó en su Calzada de Calatrava natal Volver, su nuevo largometraje, una historia de apariciones y lazos filiales, rodada entre Madrid y La Mancha, en la que sus protagonistas, Penélope Cruz, Carmen Maura (que volvió a trabajar con el director), Blanca Portillo, Lola Dueñas, Chus Lampreave y la jovencísima Yohana Cobo llevan el peso de una narración a medio camino entre la comedia y el drama. Dicho estreno supuso una noche de intensa emoción para Almodóvar y todo el equipo de rodaje. La cinta, por otro lado, tuvo un enorme éxito de taquilla y crítica.

Ese mismo año recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes "por la maestría y sinceridad de sus realizaciones [...] por la alegría y vitalidad de sus textos, y, sobre todo, por la integración de sus raíces, que son las nuestras, en la sociedad de un planeta al borde de un ataque de nervios y a caballo de dos siglos". Poco después su película Volver fue galardonada en el Festival de Cannes con dos premios: el de mejor guión para el propio Almodóvar y el de interpretación femenina para sus seis actrices. Volver se impuso también en la XXI edición de los Premios Goya, con premios a mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actriz secundaria y mejor música. Penélope Cruz fue además nominada para el Oscar a la mejor actriz en la 79º edición de los Oscar de Hollywood.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos