San Ambrosio

(Tréveris, c. 340-Milán, 397) Padre y doctor de la Iglesia latina. Fue funcionario del Imperio romano, gobernador de Liguria y Emilia (c. 370) y arzobispo de Milán. Recibió el bautismo, la ordenación y la consagración en 374 y se dedicó al estudio de la teología y de las humanidades. Convirtió y bautizó a san Agustín. Sus obras tienen un marcado carácter pastoral. Creó nuevas formas litúrgicas y promovió el culto a las reliquias en Occidente. Fiesta el 7 de diciembre.