Luis Cardoza y Aragón

(La Antigua, 1904 - México D.F., 1992) Escritor guatemalteco, una de las figuras cimeras de las letras y el pensamiento guatemaltecos. Desde muy joven participó en la actividad política en contra de la dictadura del presidente Estrada Cabrera.

Fue fundamental en su vida el traslado a Europa en los años veinte, donde convivió con los grandes nombres de la literatura hispanoamericana, como C. Vallejo, J. L. Borges y P. Neruda. Participó en el movimiento de vanguardia con los escritores surrealistas franceses. Vivió en diferentes países europeos y americanos, pero regresó a Guatemala, en 1944, y participó en política. Finalmente se radicó en México hasta su muerte.

Su obra ofrece un corpus doctrinario e ideológico de mucha importancia para entender la historia de Guatemala. Fue un pensador de amplia visión y de profunda base filosófica. Cultivó diversos géneros. Su poesía, pese al aparente hermetismo, conlleva una penetración aguda en la condición humana: Luna Park (1923), escrito en el Berlín de la posguerra, revela la sensación de levantarse entre las ruinas, el deseo de sacudirse del pasado, en un registro de encuentros emocionados, donde la máquina y el hombre se unen en la sorpresa de una nueva dimensión del mundo.

Entre otros títulos destacan Maëlstrom (1926), Pequeña sinfonía del Nuevo Mundo (1948), Dibujos de ciego (1969) y Poesías completas y algunas prosas (1977). El libro Guatemala, las líneas de su mano (1955), considerado su principal obra de madurez, surge de una raíz vivencial y afectiva, acentuada por la lejanía de la tierra. Su estructura es compleja y original, sustentada por un lenguaje poético maduro y propio, con huellas ultraístas.

Entre sus volúmenes de ensayo y crítica de arte se encuentran Carlos Mérida (1927), Rufino Tamayo (1934) y Pintura mexicana contemporánea (1953). Otras obras suyas son La revolución guatemalteca (1955), El río (1986), Fez, ciudad santa de los árabes (1926) y Retorno al futuro (1948).