Irving Fisher

(Saugerties, Nueva York, 1867 - Nueva York, 1947) Economista estadounidense. Está considerado como uno de los fundadores de la econometría y de la economía matemática. Asoció su nombre a la denominada fórmula de Fisher, expresión matemática que explica las relaciones entre oferta monetaria y su velocidad de circulación con respecto al nivel de precios. Entre sus obras destacan Investigaciones matemáticas sobre la teoría del valor y del precio (1892), La naturaleza del capital y la renta (1906), El poder adquisitivo del dinero (1911) y La teoría del interés (1930).


Irving Fisher

Irving Fisher se licenció en matemáticas por la Universidad de Yale en 1888 y se dedicó luego al estudio de la economía. Después de una estancia en Europa, donde conoció a los principales economistas contemporáneos, regresó a Yale y se le confió el cargo de profesor de Economía Política. Se interesó de forma notable por las ciencias médicas y por las actividades humanitarias, promovió campañas propagandísticas en el campo de la salud y de la higiene y luchó por la paz y la moderación. Participó en numerosos debates de interés público, como los referentes a la entrada de los Estados Unidos en la Sociedad de Naciones.

Son relevantes sus contribuciones a la teoría económica neoclásica, a la que aplicó los métodos matemáticos; llevó a cabo estudios estadísticos y contribuyó con ello al perfeccionamiento de las técnicas para el cálculo de los índices, en particular de los índices de precios (La elaboración de números índices, 1922). Junto con dos economistas matemáticos, Charles Roos y Ragnar Frisch, fundó en 1930 la Sociedad Internacional de Econometría.

En su tesis para el doctorado Investigaciones matemáticas sobre la teoría del valor y del precio, publicada en 1892, Irving Fisher expuso la teoría del valor y de los precios, desembocando en la formulación de un sistema de ecuaciones de equilibrio y aplicando el cálculo infinitesimal. Al igual que Vilfredo Pareto, Fisher rechazó el concepto hedonista de utilidad y estudió la utilidad de un bien en función de la cantidad de los otros bienes, representando las preferencias de los consumidores por medio de curvas de indiferencia (como F. Y. Edgeworth). En Fisher está presente la evolución analítica desde el concepto de utilidad cardinal hasta el de utilidad ordinal, es decir, desde la mensurabilidad de la utilidad al concepto de indiferencia y preferencia.

En La naturaleza del capital y la renta (1906), estableció la vinculación entre ambos a través del tipo de interés: introdujo la distinción entre el rédito como flujo de bienes y servicios en el tiempo, y el capital como stock de bienes en un momento determinando, con lo cual proporcionó una base para la contabilidad empresarial y nacional moderna.

En El nivel del interés (1907) y La teoría del interés (1930), Irving Fisher considera el interés como precio del intercambio entre bienes presentes y bienes futuros, determinado por la preferencia temporal o grado de impaciencia de los perceptores de rédito y por la oportunidad de inversión de los productores, es decir, por el valor actual de los ingresos netos inesperados. El comportamiento a la alza en un sistema competitivo asegura la convergencia en un punto de equilibrio de los intentos de preferencia temporal y de los intentos de rendimiento de las inversiones. Fisher distingue entre índice real de interés e índice monetario, que es igual al primero más la muestra de variación de los precios, e identifica una relación positiva entre interés e inflación.

La obra El poder adquisitivo del dinero (1911) se sitúa en el ámbito de los estudios orientados a los problemas de la estabilidad monetaria, y contiene una reexposición de la teoría cuantitativa de la moneda, basada en las transacciones y expresada por la denominada ecuación del intercambio, en la que Fisher introdujo, junto a la moneda contante, la moneda bancaria.