Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Robert Francis Kennedy

(Brookline, 1925 - Los Ángeles, 1968) Político estadounidense, hermano del presidente John Fitzgerald Kennedy. Ingresó en la Universidad de Harvard para estudiar Derecho, carrera que abandonó temporalmente durante la Segunda Guerra Mundial para servir en la Marina de los Estados Unidos.


Robert Kennedy

Una vez finalizada la contienda, Robert Kennedy prosiguió su carrera, graduándose en la Universidad de Virginia en 1951. Nada más licenciarse, Robert Kennedy comenzó a trabajar como fiscal del Departamento de Justicia del estado de Massachusetts, puesto que abandonó al año siguiente para dirigir y asesorar a su hermano John Fitzgerald Kennedy en la campaña de éste al senado por Massachusetts.

Tras la campaña exitosa de su hermano, Robert Kennedy colaboró por un tiempo con el tristemente famoso senador Joseph Mac Carthy, al que abandonó en 1954 para colaborar con el senador Mac Clellan, período en el que se destacó como asesor de un comité senatorial encargado de investigar las ilícitas actividades de los sindicatos, la Comisión Moover, entre los años 1957 a 1959. Cuando su hermano John Fitzgerald Kennedy decidió presentar su candidatura presidencial al Partido Demócrata, Robert Kennedy no dudó en abandonar su brillante carrera dentro del Departamento de Justicia estadounidense para ponerse incondicionalmente a sus órdenes, realizando nuevamente las labores de director de campaña y principal asesor del candidato.

En el año 1960, una vez que John Kennedy fue elegido trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos de América, Robert Kennedy fue nombrado por su hermano fiscal general del Estado (cargo equivalente a secretario o ministro de Justicia). Desde su nuevo cargo, Robert Kennedy inició una campaña, auspiciada en todo momento por su propio hermano, contra las actividades ilícitas de la mafia, marcada por la más estricta aplicación de las leyes. A la par, también se preocupó por desarrollar y llevar a la práctica los derechos civiles de las minorías, especialmente de color e hispana.

Uno de sus más resonantes éxitos lo obtuvo Robert Kennedy precisamente en la lucha a brazo partido que entabló con el poderoso dirigente sindical Jimmy Hoffa, al que logró acusar de practicar métodos propios de los gansters, con pruebas de todo tipo de sus actividades ilegales y extorsionistas, logrando para el líder sindical la pena de ocho años de cárcel.


John y Robert Kennedy

Aunque las relaciones de Robert Kennedy con el entonces vicepresidente Lyndon Johnson y con el director del FBI John Edgar Hoover estuvieron marcadas por mutuos recelos y por una enemistad recíproca y nada disimulada, tras el asesinato de su hermano John Fitzgerald Kennedy, el 20 de noviembre de 1963, Lyndon Johnson siguió manteniendo en su puesto de fiscal general a Robert Kennedy. No obstante, debido a la cada vez mayor tirantez entre ambos políticos, Robert Kennedy acabó presentando su dimisión tras acabar un encargo del presidente Johnson en el Sudeste asiático, en septiembre de 1964.

El mismo año de su dimisión, Robert Kennedy comenzó su campaña a la designación de senador por el estado de Nueva York, cargo que obtuvo a principios del año siguiente. En este foro cultivó fama de liberal, preocupándose con verdadero empeño por los problemas de las clases más desprotegidas y los problemas surgidos en los guetos urbanos. Robert Kennedy apoyó durante sus primeros años como senador la política exterior desplegada por Lyndon B. Johnson, pero paulatinamente fue apartándose de dicha línea política para acabar criticando abiertamente la progresiva escalada militar y la participación directa de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. Esta circunstancia le permitió aglutinar el voto de un amplio sector de los votantes estadounidenses representado por la juventud radicalmente opuesta a la intervención de su país en una guerra tan lejana.

En la primavera de 1968, Robert Kennedy decidió presentar su candidatura a la presidencia dentro del Partido Demócrata, inducido por los éxitos iniciales de otro candidato demócrata, el senador Eugene Mac Carthy, y sobre todo tras la Ofensiva Tet, asalto lanzado por las guerrillas del Vietcong y efectivos del Ejército de Vietnam del Norte contra más de noventa ciudades y puestos militares estadounidenses. Aunque técnicamente la ofensiva resultó ser una derrota de las fuerzas nordvietnamitas, la magnitud de la empresa, en la que se desplegaron más de quinientos mil soldados estadounidenses, conmocionó a la opinión pública de los Estados Unidos y convenció a la administración Johnson de la necesidad de retirar escalonadamente sus tropas de Vietnam.

La campaña electoral de Robert Kennedy fue brillante, esgrimiendo un programa político capaz de arrastrar tras de sí a una amplia mayoría de votantes, con promesas como la resolución inmediata del conflicto vietnamita y la desaparición de las diferencias raciales. Su programa de cambio político se resumen en una frase lanzada una semana antes de ser asesinado: "El país avanza por un camino peligroso y hay que cambiar de ruta y de mando". Tras una tumultuosa campaña, en junio de 1968 Robert Kennedy había obtenido importantes victorias en las elecciones primarias de Indiana y Nebraska que culminaron con la sonora victoria de su candidatura en el importante estado de California.

Robert Kennedy fue abatido por los disparos de un jordano nacido en Jerusalén, Sirhan Bishara Sirhan, el 5 de junio de 1968, pocos minutos después de conocer el éxito obtenido que le abría la puerta para luchar contra el candidato republicano, Richard Nixon, por la presidencia de los Estados Unidos. La posterior investigación que la Cámara de Representantes encargó para dilucidar el trágico asesinato arrojó prácticamente el mismo resultado que el tristemente famoso Informe Warren que se abrió para investigar el asesinato del presidente y hermano de Robert, John Fitzgerald Kennedy: la posibilidad de que detrás del asesinato hubiera una conspiración perfectamente tramada para acabar con un político demasiado molesto para los intereses de los Estados Unidos y que además tenía serias posibilidades de acceder a la más alta magistratura del país.

La muerte de Robert Kennedy, producida dos meses más tarde del asesinato del líder de los Derechos Civiles, Martin Luther King, fue considerada por un amplio sector de los analistas políticos del país como el golpe final del proyecto del idealismo liberal que inauguró a principios de la década su hermano John Fitzgerald Kennedy. Como escritor, Robert Kennedy desplegó su ideario político y social en tres obras fundamentales: The enemy Within (1960), Just Friends and Brave Enemies (1962) y Porsuit of Justice (1964).

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos