Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Kim Jong Il

(Jabarovsk, Rusia, 1942 - Pyongyang, 2011) Político norcoreano. Hijo de Kim Il Sung, a la muerte de su progenitor asumió la presidencia de Corea del Norte y convirtió su elección en el primer caso de sucesión dinástica en un régimen comunista.

Durante la guerra de Corea estudió en China y recibió entrenamiento como piloto en un centro de las Fuerzas Aéreas de la República Democrática Alemana (RDA), pero se demostró incapaz de soportar la disciplina germana y regresó a Corea tres años después. En 1960 ingresó en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Kim Il Sung, de Pyongyang, donde se graduó en 1963.


Kim Jong Il

Se convirtió en jefe del departamento de Cultura y Arte del Partido Comunista en 1970 y en el ejercicio de sus funciones creó cinco óperas de contenido político. Desde entonces y hasta 1973, desempeñó los cargos de vicedirector y director del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea. Un año después, ya como miembro del Comité Central Político del partido, publicó Los diez mandamientos para la edificación sistemática del pensamiento único del presidente Kim.

En 1980 fue nombrado número dos en la estructura de poder y sucesor de Kim Il Sung, en el VI Congreso del PC. Pasó entonces a desempeñar diversos cargos de relevancia, entre ellos, el de miembro del Comité Permanente del Politburó y miembro del Comité Militar. En 1982 se convirtió en diputado de la Asamblea Suprema del Pueblo y, un año después, fue acusado de la responsabilidad del atentado con bomba que mató a diecisiete miembros de la delegación surcoreana, incluidos cuatro ministros, que visitaban oficialmente Myanmar, Birmania.

Por mandato del Comité Central del partido, el 24 de diciembre de 1991, relevó a su padre en el puesto de comandante supremo del Ejército Popular de Corea. Al nuevo cargo, unía sus compromisos como número dos y encargado de los asuntos económicos del partido. Su llegada a la jefatura de las Fuerzas Armadas se produjo en un momento especialmente crítico con Corea del Sur, por las tensiones suscitadas en la península coreana a consecuencia del desarme nuclear.

Poco a poco asumió las funciones de sucesor, al tiempo que Kim Il Sung quedaba cada vez más alejado de la toma de decisiones. Así, en marzo de 1993, anunció la retirada de su país del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TPN) y negó a los inspectores de la OIEA la posibilidad de visitar las instalaciones atómicas del país. Meses después, ante las presiones norteamericanas, suspendió temporalmente su retirada del TPN. Tras la decisión de Corea del Norte de no hacer efectivo el abandono del TNP, se iniciaron negociaciones entre el país asiático y los Estados Unidos, pero la falta de acuerdo motivó el despliegue de baterías norteamericanas de misiles Patriot en Corea del Sur.

Posteriormente se reanudaron las conversaciones bilaterales, sin expectativas de un acuerdo inmediato que pusiera término a la crisis abierta por la negativa de Pyongyang a la inspección internacional de su programa nuclear. Para ofrecer ayudas económicas y restablecer relaciones diplomáticas, Estados Unidos impuso al líder norcoreano la condición de renunciar definitivamente a su programa nuclear secreto.

El 20 de julio de 1993, la cúpula política en Corea del Norte confirmó a Kim Jong Il como sucesor de su padre y, por lo tanto, nuevo líder del país. Se elevaba así al puesto máximo del partido, del Estado y de las revolucionarias Fuerzas Armadas, ocupando los cargos de Secretario General del Partido Comunista, Presidente de la República y Presidente de la Comisión Militar Central del partido. Tras la muerte de su padre en julio de 1994, fue nombrado presidente de Corea del Norte; un caso inédito de sucesión dinástica en un régimen comunista. Su llegada a la presidencia contó con la resistencia del ejército, en el interior, y de China, en el exterior.

Bajo su presidencia, las negociaciones con Estados Unidos y la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) sobre el programa nuclear de Corea del Norte, iniciadas con Kim Il Sung, finalizaron con éxito. En abril de 1998 hizo un llamamiento a la reunificación con Corea del Sur que pasó a ser considerado su principal declaración institucional desde su llegada al poder. En junio de 2000 ejerció como anfitrión del presidente de Corea del Sur, Kim Dae Jung, que acudió a Pyongyang para celebrar la primera cumbre entre las dos Coreas desde la separación. En ella los dos dirigentes adoptaron un principio de acuerdo para establecer relaciones diplomáticas, que se vio reforzado pocos meses después durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Sydney (Australia), en la que las delegaciones de ambos países desfilaron unidas bajo una sola bandera. Asimismo, en septiembre de 2002, firmó una declaración conjunta con el primer ministro de Japón, Koizumi Junichiro, para afrontar la normalización de relaciones entre ambos estados.

En octubre de 2002, autoridades estadounidenses advirtieron a su gobierno de que disponían de información que mostraba de manera evidente que Corea del Norte había iniciado en secreto un programa de desarrollo de armas nucleares, violando los acuerdos firmados sobre esta materia en 1994. La tensión se incrementó de forma progresiva: su ejecutivo rechazó que las instalaciones nucleares norcoreanas pudieran ser nuevamente inspeccionadas por la Agencia Internacional de la Energía Atómica; anunció la puesta en funcionamiento de un reactor nuclear desconectado y de un laboratorio que podía reciclar barras de combustible agotado en plutonio; y, en enero de 2003, comunicó la retirada de Corea del Norte del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Desde Estados Unidos se vinculó cualquier solución a la crisis, o potencial ayuda económica futura, a un abandono verificable por parte de Pyongyang de sus programas de armamento nuclear. En febrero de 2005, seis meses después de que las negociaciones se suspendieran, el gobierno de Kim Jong Il (reelegido máxima autoridad del país, en agosto de 2003, por la Asamblea Popular Suprema), confirmó que, en efecto, poseía armas nucleares, que habría fabricado como elemento de disuasión para su autodefensa.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos