Stephenie Meyer

(Stephenie Morgan; Hartford, Connecticut, 1973) Escritora estadounidense autora de la saga vampírica que inició Crepúsculo (2005) y que se completó con Luna nueva (2006), Eclipse (2007) y Amanecer (2008). Con más de cien millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, la serie, uno de los mayores fenómenos editoriales de los últimos años, conoció idéntico éxito en sus adaptaciones cinematográficas, estrenadas entre 2008 y 2012.


Stephenie Meyer

Aunque nacida en Connecticut, la pequeña Stephenie creció en Phoenix, Arizona, junto a sus padres, Stephen y Candy, y sus cinco hermanos. Cursó estudios de secundaria en el Instituto Chaparral de Scottsdale, Arizona, y se licenció en literatura inglesa en Provo, Utah, en 1997, por la Universidad Brigham Young (BYU), frecuentada por los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos como mormones, corriente religiosa a la que pertenece. En 1994 se casó con un amigo de la infancia, Christian Meyer, al que llama cariñosamente Pancho. El matrimonio tuvo tres hijos, Cabe, Seth y Eli, y desde que Stephenie vive las mieles del éxito, es Pancho quien se queda en casa para cuidarlos.

La vida de Stephenie Meyer cambiaría, según ha contado ella misma, el 2 de junio de 2003. Ama de casa atareada, con tres hijos pequeños que cuidar, aquel día había soñado una historia que no se le iba de la cabeza. Dejó todo lo que pudo en un segundo plano y entre las clases de natación de sus hijos y los cambios de pañales se puso a teclear en el ordenador un esbozo de la que sería su primera novela, Twilight. Tres meses después estaba terminada. Animada por su hermana mayor, Meyer envió el manuscrito a varias agencias literarias y, tras un corto periplo, éste llegó a manos de la editorial Little Brown, que no dudó en expedirle un contrato y publicarlo.

Twilight (Crepúsculo), una historia romántica de vampiros adolescentes y modernos, se publicó en 2005 y el éxito fue inmediato. En pocas semanas se situó en el número 5 de los libros más vendidos del The New York Times y en el Top Ten de los libros dirigidos al público juvenil. Ese mismo año el semanario Publisher's Weekly incluyó a su autora en la lista de autores más prometedores del año. Pero el fenómeno no había hecho más que empezar. En los años siguientes, Meyer dio a la imprenta tres secuelas de Crepúsculo: New Moon (Luna nueva, 2006), Eclipse (Eclipse, 2007) y Breaking Dawn (Amanecer, 2008), que conformarían la tetralogía más exitosa del mundo editorial de los últimos tiempos, equiparable a lo que ocurriera en su momento con Harry Potter, y pondrían de nuevo en el primer plano de la actualidad el género vampírico y derivados.

El éxito de las novelas radicaba en que Meyer se aproximaba al clásico mito del vampiro desde la modernidad, urdiendo unos personajes con los que los adolescentes se identificaban y que sentían próximos (de estética oscura, no convencionales, enfrentados a un entorno hostil, torturados por amores imposibles...), todo ello pergeñado por unos diálogos ágiles y nada complicados. El público juvenil (y no tan juvenil) tomó como iconos a Bella Swan y Edward Cullen, los protagonistas de la saga, y, como no podía ser de otra manera, las aventuras de los dos enamorados fueron llevadas al cine, generando un auténtico delirio entre los fans, primero lectores y luego ya del celuloide, o a la inversa, que también los hubo.


Fotogramas de Crepúsculo (2008),
basada en la novela de Stephenie Meyer

Si los libros de Meyer tuvieron un éxito inmediato, las adaptaciones cinematográficas superaron todas las previsiones: catapultaron a sus actores protagonistas, Robert Pattinson (Edward), Kirsten Stewart (Bella) y Taylor Lautner (Jacob, el tercero en discordia), a la categoría de ídolos adolescentes, y generaron uno de los fenómenos de fans y de merchandising más mediáticos de los últimos años. Crepúsculo, una película de bajo presupuesto dirigida por Catherine Nardwicke y con guión de Melissa Rosenberg, se estrenó en Estados Unidos el 21 de noviembre de 2008 y recaudó en su primer fin de semana 70 millones de dólares. En agosto de 2009, la película había rebasado los 383 millones de dólares de recaudación en todo el mundo y los 160 millones en ventas de DVD sólo en América del Norte. La vampiromanía estaba servida.

Un año después de Crepúsculo llegó a las pantallas Luna nueva, esta vez dirigida por Chris Weitz. La premiere tuvo lugar en Los Ángeles, California, el 16 de noviembre de 2009, y el día 18 se estrenó en primicia en España, Francia, Bélgica y Suiza, dos días antes del estreno mundial, en palabras de la distribuidora, "por la insistencia y fidelidad de los fans". En España recaudó en dos días 587.500 euros. La tercera parte de la saga, Eclipse (2010), dirigida por David Lade, llegó a las carteleras españolas el 30 de junio del mismo año. Con 717 copias (1.014 pantallas), recaudó en un solo día 1.340.000 euros, posicionándose como el cuarto mejor estreno de la historia. Unos días antes del estreno, Summit Entertainment, productora de la saga, confirmó oficialmente que Amanecer, el último libro de la tetralogía, se dividiría en dos películas, dirigidas por el oscarizado Bill Condon. La primera parte llegó a los cines en noviembre de 2011 y se preveía el estreno de la segunda para noviembre de 2012. Era un filón inagotable.

Meyer fue la autora más vendida en 2008 (29 millones de libros) y 2009 (26,5 millones de libros). En 2008 la revista Time la situó en el número 49 de sus "100 personalidades más influyentes", y en 2009 otra publicación, la revista Forbes, la incluyó en la lista de las "100 celebridades más poderosas del mundo" con el número 26. En 2010, según Forbes, era la segunda escritora mejor pagada del mundo (sus ingresos anuales superaban los cincuenta millones de dólares), por detrás de James Patterson, autor de las exitosas series Alex Cross y Club de las Mujeres contra el Crimen y por delante de Stephen King y Danielle Steel.

Además de la tetralogía que la ha hecho famosa, Meyer ha escrito el relato Prom Nights from Hell (El infierno en la tierra, 2007), la novela de ciencia ficción The Host (La huésped, 2008) y dos libros paralelos a la saga: The Short Second Life Of Bree Tanner (La segunda vida de Bree Tanner, 2010), que probablemente también tendrá su versión cinematográfica, y La saga Crepúsculo: Guía oficial (2010). Dejó además inconclusa Midnight Sun (Sol de medianoche), una novela que narra los sucesos de Crepúsculo desde el punto de vista de Edward Cullen.