Francisco Robles

(Guayaquil, 1811 - 1893) Militar y político ecuatoriano. Ministro de Guerra en el gobierno de José María Urbina (1851-1856), con quien había colaborado para derrocar al presidente Diego Noboa y Arteta (1850-1851), gracias a la influencia de Urbina alcanzó la presidencia de la república de Ecuador en 1856.


Francisco Robles

Durante su mandato (1856-1859), el general Francisco Robles se constituyó en el continuador del urbinismo, heredando la oposición interna que había provocado su líder. El Perú reclamó como suyos los territorios orientales concedidos a los acreedores británicos para el pago de la deuda externa ecuatoriana. El presidente peruano Ramón Castilla proyectó invadir el Ecuador y decretó el bloqueo del puerto de Guayaquil.

Robles trasladó la capital a esta ciudad, mientras que en Quito se constituía un gobierno de oposición (conformado por Gabriel García Moreno, Jerónimo Carrión y Palacio, Pedro José de Arteta y el general Guillermo Franco, autoproclamado jefe supremo en Guayaquil) que pactaba con Castilla. Derrocado finalmente en 1859 por la reacción conservadora de García Moreno, Robles se exilió a Chile.

En 1862, junto con José María Urbina, preparó desde Lima una sublevación contra García Moreno que terminó en fracaso. En 1876 apoyó la revolución que dio el poder a Ignacio de Veintemilla, quien lo recompensó con el nombramiento de general de división.