Eliodoro Yáñez Ponce de León

(Santiago, 1860 - 1933) Abogado, periodista y político liberal chileno que fue una de las figuras más destacadas del Partido Liberal de Chile y el fundador del diario La Nación.


Eliodoro Yáñez

Hijo de Manuel Antonio Yáñez Guerrero y María Josefa Ponce de León, Eliodoro Yáñez hizo sus estudios de humanidades en el Instituto Nacional. Prosiguió sus estudios en la universidad, donde obtuvo el título de abogado en 1883, y dio inicio a su vida profesional en el bufete de Gabriel Palma Guzmán. Su clara vocación de jurista le llevó a elaborar, junto al también abogado y escritor Ricardo Passi García, una Recopilación de Leyes y Decretos Vigentes que fue publicada en 1884 y tuvo una gran acogida.

Consciente de la importancia del periodismo en la consolidación democrática de Chile, el joven Eliodoro Yáñez comenzó a colaborar con artículos de carácter jurídico en el diario La Libertad Electoral y en la Revista Forense Chilena, una primera experiencia a la que sumó el ser uno de los inspiradores de La Mañana y escribir en El Mercurio, así como en otras revistas chilenas, americanas y europeas, que le harían perseverar a lo largo de su vida en esta faceta de informador y propagador de ideas, hasta llegar a convertirse en una prestigiosa figura del periodismo chileno.

Mientras desempeñaba labores de abogado y periodista, Eliodoro Yáñez fue designado relator de la corte de apelaciones de Santiago (1889), cargo al que debió renunciar cuando las leyes de la República impusieron un reglamento de incompatibilidades. Fue entonces cuando decidió ingresar en el Partido Liberal Doctrinario desde el que luchó incesantemente por hacer realidad un ideario fundado en la instauración de un estado secular, libertad de sufragio, independencia de los poderes políticos y del ejercido en los municipios, la educación y la libertad de enseñanza como pilares de la formación de las nuevas generaciones y la reforma de la Constitución de 1833.

En 1893 fue elegido miembro del directorio del Partido Liberal y un año después, ya como representante de esta agrupación política, fue elegido diputado por los departamentos de Valdivia y La Unión, cargo en el que resultó reelegido en sucesivas ocasiones hasta 1903; asimismo, ejerció como vicepresidente de la Cámara de Diputados en 1894 y 1895. La gestión de Eliodoro Yáñez incluyó el proyecto de organización de la Guardia Nacional, el informe que la comisión aprobó como ley de la República y la reforma de la ley de Impuestos de Aduanas sobre la base de la protección a la industria nacional, en la que puso especial ahínco.

En la campaña presidencial de 1901 formó parte de la Alianza Liberal y colaboró activamente por la candidatura de Germán Riesco, cuya victoria incluyó a Yáñez en la nómina del nuevo Gobierno con el nombramiento de ministro de Relaciones Exteriores, Culto y Colonización. Actuó en la delicada cuestión limítrofe con Argentina que dio lugar a los Pactos de Mayo de 1902 y este mismo año a Yáñez le cupo la responsabilidad de sustituir a los titulares de las carteras de Interior, Guerra y Marina e Industria y Obras Públicas.

Fue elegido senador por Valdivia en los periodos de 1912, 1918 y 1924, presidente del senado (15 de mayo y 2 de junio de 1924) y, durante el Gobierno de Juan Luis Sanfuentes, fue nombrado ministro del Interior (de octubre de 1917 a enero de 1918), en cuyo ejercicio defendió la neutralidad de Chile en la Primera Guerra Mundial.

Durante la Convención Presidencial de 1915, sus correligionarios le ofrecieron la candidatura a la presidencia que, sin embargo, Eliodoro Yáñez declinó. Cinco años después, en una nueva Convención Presidencial integrada por radicales, liberales, demócratas e independientes, Yáñez y Arturo Alessandri se enfrentaron por la Alianza Liberal y fue el segundo quien obtuvo una abultada victoria.

En 1917 fundó el diario La Nación, el gran aporte de Eliodoro Yáñez a la profesión periodística, un periódico cuya redacción, además de ser tribuna de propaganda de las ideas liberales y sensible a las cuestiones sociales, se convirtió en una escuela de periodismo reconocida internacionalmente y en una saneada empresa que logró fundar en 1921 Los Tiempos, también con buena acogida por parte de los lectores. Sin embargo, en 1927, La Unión fue incautada por el régimen dictatorial del general Carlos Ibáñez y el diario pasó a ser un portavoz del Gobierno, lo que provocó que Eliodoro Yáñez abandonara Chile y viviera exiliado en París hasta 1931.