Iván Zamorano

(Iván Luis Zamorano Zamora; Maipú, Chile, 1967) Futbolista chileno. En su infancia, su escasa fortaleza física nunca hubiese permitido augurar ningún triunfo deportivo; pero a los 17 años comenzó a jugar ya en la Primera División chilena con el Cobresal. Después formó parte de diversos equipos: el Cobre Andino, el Bolonia de Italia, el Saint-Gall suizo y el Sevilla, un equipo de la Primera División de España.

En el club sevillano confirmó sus aptitudes hasta el punto de que, en julio de 1992, fue fichado por el Real Madrid, que estaba a la búsqueda un delantero que pudiese sustituir al mexicano Hugo Sánchez.


Iván Zamorano

El rendimiento de Iván Zamorano fue excelente en su primer año como jugador madridista (jugó 34 partidos y marcó 26 goles en la temporada 1992-1993, además de conquistar la Copa del Rey), y no tan bueno en su segundo año (36 partidos y 11 goles en la temporada 1993-1994; uno de dichos tantos fue el gol 4.000 del Real Madrid en la Liga Española). Zamorano se confirmó como un delantero centro de sobresaliente capacidad goleadora, especialmente por su remate de cabeza.

En la temporada siguiente, el nuevo entrenador del Real Madrid, Jorge Alberto Valdano, anunció que no contaba con Iván y que debía buscarse otro equipo. Iván Zamorano respondió con una extraordinaria pretemporada, y acabó siendo titular del equipo desde el primer partido de la Liga hasta el último. El delantero consiguió 28 goles (ganó el Pichichi como máximo goleador del torneo) y el equipo madridista se alzó con el campeonato después de cuatro años de triunfos sucesivos del eterno rival, el FC Barcelona.

En el Real Madrid, Iván Zamorano demostró una enorme agresividad en el área, una gran capacidad de sacrificio y una excelente resolución de cara al gol. En julio de 1996 fichó por el Inter de Milán (equipo con el que ganó la Copa de la UEFA en 1998) y en diciembre de 2000 fue fichado por el América mexicano.

Zamorano consiguió convertirse en el gran ídolo de la afición futbolística de Chile gracias a sus triunfos en el viejo continente y a su habitual presencia en la selección nacional de su país. Con la selección chilena, formando una temible pareja atacante con Marcelo Salas, participó en la fase final del Campeonato del Mundo de Francia, disputado en 1998, y en la Copa América de 1999, celebrada en Paraguay. Iván Zamorano también formó parte de la selección olímpica chilena que obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sydney del año 2000.