Fernando Botero

 
La Mona Lisa. Aunque desde 1960 residió en el extranjero (doce años en Nueva York y luego en París e Italia), se siguió sintiendo el más colombiano de los artistas colombianos. En su etapa neoyorquina revisó, desde un punto de vista irónico, obras de Francisco de Goya y Diego Velázquez, entre otros. El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) le compró en 1961 La Mona Lisa a los doce años, obra que podemos ver en la imagen.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información