Vicente Acero y Arebo

(Siglo XVIII) Arquitecto español activo entre 1713 y 1738. Sus obras principales son la fachada de la catedral de Guadix y las trazas para la catedral de Cádiz, cuya construcción dirigió hasta 1729.

Vicente Acero y Arebo se formó como aparejador en la fábrica de la cartuja de Santa María de El Paular (Rascafría, Madrid), a las órdenes del arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo. Su primer diseño original documentado (1713) es la fachada-retablo de la catedral de Guadix (Granada), de cuya edificación se ocupó hasta 1720. En esta obra supo fusionar el lenguaje arquitectónico con la plástica de lo decorativo; el proyecto fue concluido por Torcuato Cayón.


Catedral de Cádiz

Su obra maestra y más ambiciosa fue la erección de la nueva sede catedralicia de Cádiz, conjunto que desgraciadamente no llegó a ejecutarse según sus presupuestos originarios. Los planos datan de 1722 y se siguieron con fidelidad hasta 1729, en que fue nombrado director de la fábrica el antes mencionado Torcuato Cayón. La planta y el espacio interior están inspirados en los esquemas renacentistas de Diego de Siloé para la catedral de Sevilla, pero conjugados en un lenguaje barroco intenso y dinámico.

La cúpula original, de 82 metros de altura, se vio reducida a la mitad, al igual que la de la fachada, prevista en 100 metros. Vicente Acero fue uno de los más importantes arquitectos españoles del siglo XVIII; su capacidad de creación e inventiva es poco parangonable con los artífices de su siglo.