Albatenius [Al-Battani]

(Abu Abdullah Muhammad ibn Jabir al-Battani, también llamado Albatenio o Albatenius; Haran, actual Turquía, 858 - Samarra, actual Irak, 929) Astrónomo árabe. Continuador de la labor realizada por el astrónomo egipcio Tolomeo, rectificó y perfeccionó el trabajo de éste al utilizar la trigonometría en lugar de los métodos geométricos usados habitualmente por los griegos.


Al-Battani

Al-Battani es el más famoso de los astrónomos árabes. Su padre había alcanzado prestigio como mecánico y constructor de instrumentos astronómicos; ello contribuyó quizá a la perfección de las observaciones del hijo, iniciadas hacia el año 887 y sostenidas hasta el 918, en gran parte en la ciudad de Rakkah, en el Éufrates, donde vivió, y también en Antioquía. Como todos los astrónomos de su tiempo, se interesó asimismo por la astrología, pero, a diferencia de muchos de sus contemporáneos, trató la astronomía de un modo científico, por lo que sus biógrafos pudieron afirmar que "ninguno de los musulmanes ha igualado a Al-Battani en las observaciones exactas de los astros y en la indagación de sus movimientos".

Al-Battani llevó a cabo el cálculo de la inclinación de la eclíptica, es decir, el ángulo entre la órbita de la Tierra y el plano ecuatorial, con un error inferior a medio minuto de arco, y el de los puntos equinocciales con un error de sólo una hora. Sus estudios también versaron sobre el movimiento del Sol, llegando a establecer que el apogeo, el punto de la órbita solar más alejado de la Tierra, no es fijo sino variable. Estableció asimismo con mucha mayor exactitud la duración del año, lo cual permitiría, después de la Edad Media, efectuar la reforma del calendario juliano.

Conocido en Occidente como Albatenius, Al-Battani no fue traducido al latín hasta 1116, y su obra principal no se publicó hasta el año 1537, bajo el título Del movimiento estelar. Buena parte de lo que conocemos de los estudios y aportaciones de Al-Battani nos ha llegado a través de un tratado sin título (y titulado a posteriori Obra astronómica por los eruditos) contenido en un códice árabe de los siglos XI-XII. Al-Battani explicó en el prólogo la finalidad de su tratado: "Es tan grande, en efecto, la majestad de esta ciencia amplia y celeste, que nadie la puede abrazar totalmente de un modo exacto. Por ello he compuesto este libro, en el que, explicando las cosas difíciles y los principios abstrusos de la ciencia, facilitaré el camino a los que quieran estudiarla y seguirla".

Junto a las aportaciones ya citadas, el tratado de Al-Battani se ocupa de multitud de parcelas: el paralaje de la luna y de su distancia a la tierra, los eclipses de luna y de sol, las posiciones de los cinco planetas mayores o la construcción de instrumentos como los relojes solares, los cuadrantes murales o los globos celestes, amén de multitud de tablas astronómicas. La astronomía de los árabes alcanzó con esta vasta obra uno de sus puntos culminantes; su comparación con el Almagesto de Tolomeo, con el que tiene tantos puntos de contacto, es particularmente interesante para comprender el desarrollo de la astronomía en Oriente.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información