Casa de Albret

Familia nobiliaria del sur de Francia, señores de Labrit (Lebret o Lebred) desde el siglo XI. Su poder se extendió en el siglo XV, cuando Carlos de Albret, conde de Dreux, llegó a ser condestable de Francia; sucesivos matrimonios extendieron sus estados con los condados de Perigord, Castres, Bearne y Foix, el vizcondado de Limoges y el reino de Navarra.

Juan II se convirtió en rey de Navarra por su matrimonio con Catalina de Foix en 1484; el conglomerado de territorios pirenaicos acumulado en aquel momento por la casa no se mantendría, pues en 1512-13 los Reyes Católicos invadieron Navarra, que quedó incorporada a Castilla en 1515.

Enrique II, hijo del anterior, siguió titulándose rey de Navarra, aunque sólo conservara, gracias a la protección francesa, la Merindad de Ultrapuertos o Baja Navarra (comarca de San Juan de Pie de Puerto). Se casó con Margarita de Valois, hermana de Francisco I de Francia.

Juana III (1528-72), hija del anterior y también reina de Navarra, casó con Antonio de Borbón y fue madre del primer Borbón que ocupó el trono de Francia, Enrique IV. Convertida al calvinismo en 1556, intentó mantener la independencia de sus estados entre Francia y España; encabezó la resistencia de los protestantes franceses en La Rochela en 1568; y murió en la corte de Francia, adonde había viajado para la boda de su hijo con la hija de Carlos IX, que debía sellar la reconciliación entre católicos y protestantes. La casa dejó de existir tras la muerte de César-Febus de Albret, conde de Miossens y mariscal de Francia, en 1676.