Alejandro III de Rusia

(San Petersburgo, 1845 - Livadia, 1894) Penúltimo zar de Rusia (1881-1894). Hijo de Alejandro II de Rusia, accedió al trono a la muerte de su hermano Constantino (1865). De religión ortodoxa, se rodeó de consejeros autoritaristas como D. Tolstói y N. Bunge, y acabó con el terrorismo nihilista gracias a una dura represión policial.


El zar Alejandro III de Rusia

Alejandro III se propuso restituir el lugar preeminente en la sociedad a la clase nobiliaria, y a tal efecto creó en 1885 el Banco de la Nobleza, destinado a ayudar a los nobles a superar sus dificultades económicas. También emprendió una política de rusificación del Báltico, Finlandia y Polonia, al tiempo que instauró medidas discriminatorias con respecto a los judíos, a quienes obligó a establecerse en la zona occidental por el estatuto de 1882. Colonizó Turkestán y ordenó el comienzo de las obras del ferrocarril Transiberiano.

En política exterior, Alejandro III de Rusia rompió la alianza con Alemania para pactar en 1892 un convenio con Francia, que le garantizaba los créditos para la industria que Alemania le negaba. Entretanto, Alejandro III se había ganado la enemistad de los zemstvos, impregnados por la nueva corriente liberal y preocupados ante la política económica represiva del reinado, que veían en su sucesor, Nicolás II de Rusia, la personificación de sus esperanzas.