Ernest Ansermet

(Vevey, 1883 - Ginebra, 1969) Director de orquesta suizo. De familia aficionada a la música, pasó por diversos instrumentos, comenzando por el violín y el clarinete y concluyendo por interesarse por los rudimentos de todos los instrumentos que componen una banda. Ello le encaminó a la dirección y a la composición, a la que Ansermet se ha dedicó de forma esporádica y poco interesada, casi siempre para formación bandística.

Al tiempo que estudiaba música, siguió estudios universitarios de matemáticas y obtuvo la licenciatura en Lausana en 1903. Tras ejercer la docencia hata 1906, amplió estudios en la Sorbona parisina y se matriculó en el Conservatorio de París. De regreso a Suiza, y tras impartir clases de mátemáticas durante un curso, logra por oposición la plaza de director de la Orquesta de la Kursaal de Montreux, de la que pasará en poco tiempo a la de Conciertos de Ginebra.

Son los años de su amistad con Stravinsky, Ramuz y, sobre todo, el coreógrafo ruso Diaghilev, que lo invita a dirigir la orquesta de sus ballets rusos. El debut se producirá en 1915 y la feliz colaboración con tan prestigioso grupo lo lleva a una amplia gira por los Estados Unidos, huyendo de la Europa en guerra. Serán los Estados Unidos y la neutral Suiza los países que cimenten la fama internacional de Ansermet como director. Estrenó La historia del soldado (1918), El Canto del ruiseñor y Pulcinella (1920), Renard (1922) y Las Bodas (1923) de su amigo Stravinsky, así como numerosas obras de otros de los grandes compositores del momento (Parade de Eric Satie, Chout de Sergei Prokofiev o El Sombrero de Tres Picos de Manuel de Falla, entre otros).

Establecido en Suiza, compagina su trabajo en el sector francés de su país con la creación y dirección de la Orquesta Nacional Argentina, que dirigirá durante diez años, pasando los inviernos en Suiza y los veranos en Argentina. Al mismo tiempo emprende una carrera como director invitado que lo lleva por todo el mundo. Fue el promotor, fundador y mantenedor de la Orquesta de la Suisse Romand, con la que colaborará en conciertos y grabaciones durante toda su vida.

En esta labor de promoción de la música en Suiza y de la música suiza, Ansermet será importante valedor de compositores de su país como Arthur Honegger o Frank Martin, de los que estrenó numerosas obras (Horacio victorioso, Rugby y El Canto de Alegría de Honegger o In Terra Pax, El Misterio de la Natividad, La Tempestad o El Señor de Porceaugnac del segundo). Su compromiso con la música contemporánea se amplió a partituras de autores como Britten, del que dirigió las primeras interpretaciones de La violación de Lucrecia y la Cantata Misericordium.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información