Babrio

(Valerius Babrius, también llamado Babrias; siglos II o III d.J.C.) Fabulista griego. Se conoce muy poco de este poeta griego, cuyo nombre, posible metátesis de la denominación latina más conocida Barbius, revela un origen itálico. También sus fábulas manifiestan la influencia de la cultura, la lengua y la métrica latinas, aunque en ocasiones el contenido resulte oriental (Arabia con sus camellos) y respire un clima siríaco. Cabe por lo tanto deducir que Babrio, hijo de una familia itálica establecida en Oriente, no debió de conocer Italia y vivió probablemente en Siria.

Tampoco se sabe con certeza en qué época vivió. Por un lado, en el Alejandro que Babrio menciona en sus fábulas ha querido reconocerse a Alejandro Severo (208-235), mientras que, por otra parte, la difusión que su obra tuvo en las escuelas a partir de los primeros años del siglo III induce a situar al autor en el siglo II.

Conocemos la obra de Babrio por un códice del Monte Athos, mutilado y lleno de lagunas, que presenta sus fábulas en orden alfabético según la letra inicial y contiene apenas unos dos tercios de la colección primitiva; algunas otras de estas fábulas nos han llegado por medio de otras fuentes. El códice, titulado Fábulas esópicas en yambos, incluye 123 fábulas en coliambos (trímetros yámbicos, escazontes).

Babrio tomó su material no sólo de alguna colección de fábulas de Esopo, tal como indica el título y el primero de los dos prólogos, sino también de otras fuentes, especialmente poéticas, y en parte de tradiciones orientales. Cada fábula tiene como máximo unos treinta versos, y a menudo son más breves; excepcional por su longitud es la del león enfermo y la zorra. Entre fábula y fábula a menudo aparecen consideraciones en prosa.

El narrador algunas veces no está falto de vigor en la reelaboración de un material ya casi todo conocido, y la versificación es, a veces, cuidada y agradable. El interés de su obra es hoy sobre todo histórico y filológico; pero en las escuelas de la época grecorromana y en el medievo bizantino, las fábulas de Babrio alcanzaron grandísimo éxito como libro de instrucción y educación moral.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información