Sir Benjamin Baker

(Keyford, 1840 - Pangbourne, 1907) Ingeniero británico. Comenzó a trabajar en 1861 como asistente del ingeniero John Fowler, convirtiéndose en su jefe de ingenieros en 1869 y en su socio en 1875. Desde 1869 Baker fue el responsable de la construcción del ferrocarril subterráneo de distrito entre Westminster y la ciudad de Londres, y fue consultado para la construcción de otras líneas subterráneas de ferrocarril en Londres. También proyectó los muelles de Avonmouth y Hull y diseñó el barco que trasportó el obelisco de la reina Cleopatra desde Egipto hasta Londres, así como el dispositivo para volver a erigirlo en la capital británica.


Benjamin Baker

En 1867 Baker escribió una serie de artículos sobre los puentes de larga distancia y el uso de vigas y travesaños; entre 1882 y 1890 sus ideas fueron aplicadas a la construcción del puente de Forth, el puente colgante más grande de la época, sustentado por dos enormes pilares que se elevaban 107 metros sobre la albañilería de los muelles, con una distancia total de 518 metros libres de pilares. El coste de la obra, extraordinario en su momento, fue de tres millones de libras. A la finalización de dicho puente, Baker recibió el título de sir.

Después de ello participó en numerosos proyectos y comisiones del gobierno, poniendo en funcionamiento el plan de William Willcock para la presa de Asuán (1898-1902). En los Estados Unidos fue consultado por James B. Eads acerca de la construcción de un puente de hierro sobre el Mississippi en St. Louis, Misuri, y fue requerido para diseñar un sistema de trabajo que asegurase la finalización del túnel bajo el río Hudson cuando éste amenazó con hundirse. Benjamin Baker fue presidente de la Institución de Ingenieros Civiles entre 1895 y 1896 y vicepresidente de la Royal Society desde ese año hasta su muerte en 1907.