Balduino [Reyes de Jerusalén]

Nombre de cinco reyes de Jerusalén:
Balduino I, llamado Balduino de Boloña (c. 1058-1118), conde de Edesa (1098-1100) y rey de Jerusalén (1100-1118). Participó en la I cruzada junto a su hermano Godofredo de Bouillon, a quien sucedió como Defensor del Santo Sepulcro. Fue el primero en ostentar el título de rey. Conquistó San Juan de Acre (1104), Beyrut (1109) y Sidón (1110).
Balduino II de Burgo (?-1131), conde de Edesa (1100-1118) y rey de Jerusalén (1118-1131). Primo del anterior. Con la ayuda de los caballeros templarios y hospitalarios, logró expandir sus dominios. Sin descendencia masculina, casó a su hija Melisenda con el conde Foulques V de Anjou. Gobernó el principado de Antioquía a la muerte de su yerno Bohemundo II (1130).
Balduino III (1131-1163), rey de Jerusalén (1143-1163), hijo de Foulques V de Anjou y de Melisenda. Durante el período que reinó con su madre (1143-1151), recibió el refuerzo de la II cruzada, dirigida por Luis VII de Francia y Conrado III de Alemania. Casado en 1158 con una sobrina del emperador Manuel I Comneno, proyectó en vano con éste atacar a Nur al-Din, que había tomado Damasco (1153). Murió sin descendencia y le sucedió su hermano Amaury.
Balduino IV el Leproso (1160-1185), rey de Jerusalén (1174-1185), hijo de Amaury I. A pesar de su juventud y su mala salud fue un gobernante enérgico. Luchó contra Saladino, que extendió sus dominios desde Egipto hasta Siria, mientras el reino se resquebrajaba por las disputas entre los latinos. Antes de morir asoció al trono al hijo de su hermana Sibila.
Balduino V (1176-1186), rey nominal de Jerusalén (1185-1186). Sobrino de Balduino IV, hijo de Sibila y de Guillermo de Monferrato. A su muerte, al cabo de pocos meses de reinado, le sucedió Gui de Lusiñán, segundo marido de Sibila.