Frédéric August Bartholdi

(Colmar, 1834 - París, 1904) Escultor francés. Estudió arquitectura en su ciudad natal y después viajó a París para estudiar pintura; allí entró en contacto con el pintor Ary Scheffer y los escultores Jean-François Soitoux y Antoine Étex. Pronto concentró sus esfuerzos en la escultura, arte por el que sería más conocido. Sus obras se caracterizan por la monumentalidad y por las piezas a gran escala conmemorativas de acontecimientos históricos y patrióticos. También realizó obras en honor de conocidas personalidades de la época.

Inspirándose en el León de Lucerna, (1819-1821, Lucerna) monumento erigido en honor de los Guardias suizos de Luis XVI por Bertel Thorvaldsen (1770-1844), Bartholdi erigió el gigantesco León de Belfort (1880, Belfort). A pesar de que fue creado para el cementerio en el que yacían los soldados, se colocó en lo alto de una colina desde donde se divisa toda la ciudad. El león, que se alza imponente para repeler el ataque del enemigo, contrasta con la figura abatida del león de Thorvaldsen.

La creación más célebre de Bartholdi es, sin duda, La Libertad iluminando al mundo, conocida por La estatua de la Libertad (1875-1884, puerto de Nueva York), erigida para recordar la ayuda francesa al proceso de independencia de Estados Unidos.

En su construcción colaboró Gustave Eiffel, quien diseñó la estructura de hierro y aluminio que sujeta las finas láminas de cobre. Esta obra se caracteriza por la misma simplificación formal que el León de Belfort, pero su planteamiento es más clásico e intemporal. Posteriormente, Bartholdi adoptó el estilo neobarroco, como puede apreciarse en La Saône y sus afluentes (1887-1889, Lyon). Las esculturas de Bartholdi, que responden en lo esencial a la moda de la época, se caracterizan por su acentuado clasicismo académico.