Jacopo da Ponte Bassano

(Bassano, actual italia, h. 1515 - id., 1592) Pintor italiano. Salvo una breve estancia de estudio en Venecia, no se movió de su Bassano natal, a la que debe su nombre, lo mismo que su padre (Francisco Bassano el Viejo) y sus cuatro hijos, que también fueron pintores. Jacopo es el más conocido de la familia por haber convertido los cuadros de tema religioso en ocasión para reproducir escenas campestres y hogareñas tomadas del natural, en las que suelen desempeñar un papel importante los animales; es el caso de Entrada de los animales en el Arca de Noé. Su obra se considera, por este motivo, anticipadora de la pintura de género y de las naturalezas muertas que se desarrollaron en los siglos siguientes. Hacia el final de su carrera introdujo en sus cuadros espectaculares efectos luminosos inspirados en los pintores venecianos.


Entrada de los animales en el Arca de Noé (c.1570), de Jacopo Bassano

Cabeza de una extensa familia de pintores que vulgarizaron sus modelos y los difundieron amplísimamente, Jacopo Bassano es uno de los pintores más personales e independientes de su tiempo. Pintó primero grandes composiciones religiosas con un sentido formal, caprichoso y deformador en relación con el manierismo más característico, y se especializó más tarde en un tipo de cuadro, de asunto casi siempre bíblico, en el cual la representación de una realidad objetiva y bulliciosa, de elementos cotidianos y humildes, contrasta con el carácter altisonante y principesco de los otros maestros de la pintura veneciana.

El ambiente que gusta de recoger en estas escenas es el pastoril popular. En otros casos se recrea en lo accesorio, en el ambiente de criados, cocineros, mercaderes o mendigos, trayéndolos al primer término y relegando el argumento principal al fondo y a más menuda dimensión, complaciéndose así en que el espectador entienda el lienzo a primera vista como simple cuadro de género. Este aspecto realista y popular, condicionado sin duda por su clientela de carácter más bien burgués que nobiliario, conceden a Bassano un puesto de primer orden entre los antecedentes del retorno a lo cotidiano que había de suponer el primer naturalismo barroco.

Soberbio ejemplo de la maestría de Jacopo Bassano y de sus preferencias lo proporciona Entrada de los animales en el Arca de Noé, obra que le facilita ocasión para mostrar su virtuosismo en la representación de toda clase de fauna doméstica, con un carácter y una inmediatez enteramente naturalistas. Debe recordarse la importancia que composiciones como ésta tuvieron en la formación de Pedro de Orrente, tantas veces llamado el Bassano español. El paisaje y las figuras humanas recuerdan también, especialmente en su jugosa pincelada de toque vibrante e impresionista, el estilo de Tiziano, y es curioso que el lienzo fue precisamente adquirido por Tiziano para enviarlo a Carlos V, mostrando así el mutuo interés y admiración recíproca de los dos maestros, aparentemente de tan diversas preocupaciones y horizontes estéticos.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información