René Bazin

(Angers, 1853 - París, 1932) Novelista francés. Profesor de derecho en la Universidad católica de su ciudad natal, abandonó pronto la enseñanza para dedicarse a la literatura. Colaboró al principio en Journal des Débats, y en 1891, gracias a Brunetière, pasó a la Revue des Deux Mondes, en la que, empezando por su primera narración, La sarcelle bleue, publicó todas sus obras, hasta la última de ellas, Magnificat.

Hijo de una vieja familia de la burguesía provinciana, heredó su religiosidad, su patriotismo y su amor a la tierra, sentimientos que aparecen en todas sus novelas, llenas de ideas y aspiraciones humanitarias más bien demasiado fuertes para la época. Su interés hacia los problemas sociales se manifiesta de una manera completamente distinta a la propia de sus contemporáneos: preocupado por la vida moral del individuo y las exigencias de la colectividad, se convierte, en los mismos años de la escuela naturalista, aun cuando en contraste con ella, en pintor y cantor del campo, del mundo rural y de la poesía del hogar, de un modo con frecuencia arcádico, pero sincero y ajeno a toda retórica.

Sus novelas más famosas, que en la actualidad parecen tímidas y han quedado excesivamente relegadas al olvido, son Une tâche d'encre (1888), De toute son âme (1897), La tierra que muere, Los Oberlé, Donatienne (1903), Le blé qui lève (1907) y Davidée Birot (1912). En 1903 ingresó en la Academia Francesa.