Beato de Liébana

(La Liébana, ?-¿Valcavado?, 798) Monje asturiano. Tomó el hábito en un monasterio de Liébana, donde escribió en 796 sus Comentarios al Apocalipsis, que difundieron la creencia en un inminente fin del mundo. Las copias que se conservan son famosas por sus miniaturas. Escribió también un libro contra el adopcionismo y un himno litúrgico, en el que se invoca a Santiago como cabeza de España y con el que inició la creencia de la evangelización de la Península por obra del Apóstol. En Asturias y en la Montaña se le venera como santo. Fiesta el 19 de febrero.