Vladímir Bejterev

(Sarali, 1857 - Leningrado, 1927) Neurofisiólogo y psicólogo soviético. Se graduó en la academia Médico-quirúrgica rusa en 1878. Trabajó en los laboratorios de Meynert y posteriormente en Leipzig con Wundt. Fundó en Rusia los primeros laboratorios psicológicos en la Universidad de Kazan (1886) y en San Petersburgo (1895). También fundó el Instituto Psiconeurológico de San Petersburgo (1903).

Vladímir Bejterev aplicó el concepto de reflejo no solamente al mundo animal como hizo Pavlov, sino también al del hombre. Para Pavlov los reflejos están determinados por una experiencia anterior y los resultados de experiencias semejantes están condicionados por estos resultados: por ello se dan asociaciones entre estímulos. Bechterew afirma que la experiencia queda plasmada en los centros nerviosos cerebrales por unas huellas que reforzarían o inhibirían la respuesta, dándole una capacidad de variabilidad que no posee el reflejo simple.

Para Bejterev, la personalidad aparece vinculada a las impresiones orgánicas internas, estrechamente ligadas con impulsos motores, que constituyen el tono neuropsíquico del individuo; la motivación estaría asociada con las impresiones externas: orientan la acción, de modo que personalidad y motivación están íntimamente unidas. Ubica el instinto en un plano inferior no complejo, enlazado con las necesidades orgánicas. Bajo su punto de vista, la psicología debe salir de la introspección para hacerse mucho más amplia mediante la observación y la experimentación. Sus obras más importantes son Psicología Objetiva (1913) y Principios generales de reflexología humana (1923).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información