Héctor Bianciotti

(Córdoba, 1930 - París, 2012) Narrador argentino, considerado uno de los escritores más europeos de la literatura hispanoamericana. Hijo de emigrantes italianos, renunció a su vocación religiosa para, a los quince años, dedicarse por completo a la literaria tras conocer la obra poética de Rubén Darío y de Paul Valéry. En 1951, después de desempeñar trabajos administrativos durante varios años, Bianciotti abandonó su país y, tras un período transcurrido en España e Italia, fijó su residencia en París.


Héctor Bianciotti

A los pocos años publicó sus primeras novelas, en las que se amalgaman, con un perfecto equilibrio estructural, los recuerdos personales y la fabulación imaginativa, con las que el escritor desvela la esencial condición metafísica del alma humana. Colaborador de Le Nouvel Observateur y de diversas editoriales, se dio a conocer con la novela Los desiertos dorados (1968), tras la que siguieron títulos como Detrás del rostro que nos mira (1971), Ritual (1973), el drama Los otros, una noche de verano (1974), La busca del jardín (1977) o El amor no es amado (1983), que le valieron una notoria consideración crítica, por la inédita combinación de sus arduas y cerebrales tramas, a lo Henry James, con un lenguaje barroco en la línea de José Lezama Lima.

Nacionalizado francés en 1981, pasó a usar la lengua de su país de adopción como lo habían hecho en su momento Samuel Beckett o Eugène Ionesco a partir de la publicación de Sin la misericordia de Cristo (1985), y en ella seguiría escribiendo originalmente sus posteriores novelas y relatos (Lo que la noche le cuenta al día, 1992; El paso tan lento del amor, 1995; Como el trazo del pájaro en el aire, 1999). Único miembro de origen hispánico de la Academia Francesa, a la que fue propuesto y accedió en 1997, este acontecimiento excepcional colaboró a acrecentar la difusión de su obra en diversas lenguas europeas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información