Louis Blériot

(Cambrai, Francia, 1872 - París, 1936) Pionero de la aviación que logró cruzar por primera vez el canal de la Mancha (1909). Ingeniero de profesión, Louis Blériot consiguió amasar una modesta fortuna al diseñar y vender diversos complementos automovilísticos, tales como faros y otros accesorios. Tras experimentar con deslizadores, en 1900 diseñó un primer prototipo de avión dotado de motor, con una potencia de dos caballos, que logró despegar, aunque solamente recorrió en vuelo unos metros.


Louis Blériot

En 1906, en asociación con otros pioneros como Voisin y Levavasseur, construyó el Blériot IV, un biplano mucho más elaborado que, sin embargo, no consiguió elevarse. Dos años más tarde introdujo una cola en el Blériot VIII, un modelo de media tonelada de peso y un motor de cuarenta caballos que en octubre logró recorrer de forma ininterrumpida el trayecto entre las pequeñas localidades de Toury y Artenay.

Fruto de dicho éxito fue el Blériot XI, un monoplano de veintiocho caballos con el que, el 25 de julio de 1909, realizó el primer vuelo con motor desde el puerto francés de Calais a la localidad británica de Dover, con lo que se convirtió en el primer hombre que atravesó el canal de la Mancha a bordo de un ingenio aéreo autopropulsado. La hazaña, cuyo relato recorrió el mundo como un reguero de pólvora, le hizo acreedor de un premio de mil libras otorgado por un periódico británico.

Durante la Primera Guerra Mundial contribuyó al esfuerzo bélico francés, primero a través de prototipos basados en sus propios diseños, y posteriormente en colaboración con la fábrica de aeroplanos Spad, cuyos aparatos fueron grandes protagonistas de la contienda aérea. Finalizado el conflicto, fundó su propia compañía de aviación y realizó numerosas aportaciones al desarrollo de la aeronáutica civil.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información