Familia Borja

Familia de origen aragonés, establecida en Valencia desde el s. XIII y que hacia mediados del XV se instaló en Nápoles y Roma. La rama establecida en Játiva y compuesta por nobles fue en ascenso a partir del nombramiento del obispo de Valencia Alonso de Borja (1378-1458) como papa con el nombre de Calixto III (1455). Su sobrino Pedro Luis (c. 1430-1458) se benefició del nepotismo por él practicado. Producida una reacción contra los Borja a la muerte de Calixto III, Rodrigo (1431-1503), hermano de Pedro Luis, se valió de la gran fortuna legada por aquél para hacerse nombrar papa (Alejandro VI, 1492).

Hijos naturales de Rodrigo fueron: Juan (c. 1475-1497), duque de Gandía y de Benevento; César (c. 1475-1507), que llevó el título de duque de Valentinois; Godofredo, progenitor de los duques de Esquilache, confundidos en una rama de los Gandía; Lucrecia (1480-1519); Pedro Luis (c. 1458-1488), duque de Gandía.

Después de la muerte del papa (1503), la familia entró en decadencia, con excepción de Lucrecia, duquesa de Ferrara, quien acogió en su corte a algunos de sus parientes. El origen de la legendaria mala fama atribuida a esta familia parece estar relacionado con la hostilidad de los clanes eclesiásticos italianos y con la animosidad de diversas monarquías que veían en los Borja un poderoso obstáculo para sus propósitos.