Georges Boulanger

Militar y político francés (Rennes, 1837 - Ixelles, Bélgica, 1891). Había combatido en las guerras coloniales, en la de Crimea (1854-56) y en la Franco-Prusiana de 1870-71. General de división desde 1884, fue nombrado ministro de la Guerra dos años después. Desde entonces fue agrupando a su alrededor a todos los elementos descontentos con la democracia parlamentaria de la Tercera República, con un discurso demagógico de tipo populista que incluía la manipulación del sentimiento de revancha frente a Alemania. Aglutinó a conservadores monárquicos, bonapartistas, nacionalistas y militaristas de todo tipo en un movimiento de masas conocido como boulangerismo.

Los intentos de neutralizarlo por parte de los dirigentes republicanos (destinándole fuera de París y enviándole a la reserva en 1888) le otorgaron aún mayor popularidad; sus partidarios, agrupados en la Liga de los Patriotas, le hicieron elegir diputado con un programa que tendía a la revisión constitucional y la creación de una República autoritaria (1889).

Pero no se atrevió a dar el paso siguiente, que habría sido el golpe de Estado; la contraofensiva política de los republicanos le llevó a exiliarse en Bruselas, perdiendo desde entonces toda su popularidad. Tras morir su amante, que había ejercido una gran influencia sobre él, decidió suicidarse sobre su tumba.