Ionel Bratianu

(Ion Ionel Constantin Bratianu, llamado Ionel o Ion Bratianu; Florica, 1864 - Bucarest, 1927) Político rumano, líder del Partido Liberal de su país. Ostentó el cargo de Primer Ministro en cuatro ocasiones (1909-1911, 1914-1918, 1918-1919 y 1922-1926). Como político, su principal ambición fue el intento de crear la Gran Rumanía unificando los territorios rumanos históricos (Moldavia y Balakia) con la posesiones rumanas que habían sido anexionadas a lo largo de la historia por los imperios de Austria-Hungría y de Turquía.


Ion I. C. Bratianu

Perteneciente a una destacada familia rumana que venía ejerciendo un considerable influjo en la vida política desde las filas del Partido Liberal rumano (era hijo de Ion Bratianu y sobrino de Dimitri Bratianu), Ion I. C. Bratianu fue elegido, en el año 1895, diputado al Parlamento por el Partido Liberal para, un año después, entrar a formar parte del gabinete presidido por Dimitri Sturdza como ministro de Interior.

En el año 1909, Bratianu fue elegido jefe del Partido Liberal, a la par que sustituyó a Sturdza al frente del gobierno rumano, cargo en el que permaneció apenas dos años. En el año 1914, Bratianu volvió a hacerse cargo del gobierno para intentar solucionar los gravísimos problemas de subsistencia y de crisis alimentaria que estaba sufriendo la clase campesina rumana.

Nada más estallar la Primera Guerra Mundial, Ion Bratianu declaró a Rumanía país neutral. Pero en 1916 decidió entrar en la guerra a favor de los aliados con el propósito de recuperar los territorios rumanos en posesión de las potencias enemigas centrales. Como represalia a dicha decisión, los ejércitos de Bulgaria y Alemania invadieron el país en diciembre del mismo año e instalaron un cerco militar que acabó cristalizándose en una severa derrota. Para evitar la humillación personal de firmar un armisticio y la rendición total con Alemania, Bratianu dimitió de su cargo el 29 de enero de 1918, aunque volvió al poder a finales del mismo año, tras la derrota definitiva de las potencias centrales.

En el transcurso de la Conferencia de Paz de París, Bratianu defendió de manera brillante los intereses territoriales y económicos de su país, pero en septiembre de 1919 se vio obligado a dimitir como protesta contra el tratado firmado con la derrotada Austria-Hungría, en virtud del cual Yugoslavia y Rumanía debían repartirse los territorios del banato de Temesvar, los cuales habían sido prometidos íntegramente a Rumanía en el año 1916 como recompensa a su entrada en la contienda a favor de los aliados.

Como líder indiscutible del Partido Liberal rumano, representante de las clases conservadoras, Ion Bratianu encabezó una oposición política contundente que le posibilitó el acceso, por cuarta vez, a la jefatura de gobierno en 1922, sustituyendo a Take Ionescu, y en la que se mantuvo hasta el mes de marzo de 1926. Apoyado por una considerable masa social y por los sectores económicos más poderosos del país, Bratianu reformó la Constitución y puso en marcha una reforma agraria a nivel nacional.

Las medidas económicas que implantó tuvieron el sello proteccionista, como la nacionalización de todos los recursos minerales y forestales con la finalidad de reactivar la industria rumana, prácticamente inexistente. En el plano político, aparte de la reforma constitucional, implantó por primera vez en toda la historia de Rumanía el sufragio universal. No obstante, a pesar de todas las medidas aperturistas y liberales, lo cierto es que Bratianu gobernó en su última etapa como un auténtico dictador, con un poder omnímodo.

Su política radicalmente contraria a la introducción de capital extranjero en el país, y su decidida animadversión contra el príncipe heredero Carol (rey a partir del año 1930), al que obligó a renunciar a todos sus derechos al trono, provocó un gran descontento en todos los ámbitos sociales y políticos del país (en especial en el agrario) que acabó definitivamente con su carrera política, además de fomentar dentro de la clase rural el caldo de cultivo propicio para los futuros movimientos de corte fascista que aparecerían más tarde. A su muerte fue sucedido por su hermano Vintila Bratianu, quien también fue forzado a la dimisión un año después, en 1928.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información