Charlotte Brontë

(Thornton, 1816 - Haworth, 1855) Escritora británica, la mayor de las tres hermanas Brontë (Charlotte, Emily y Anne) y la única que disfrutó de popularidad en vida gracias a Jane Eyre (1847), novela que la consagró en el mundo literario. Hija del pastor anglicano Patrick Brontë, Charlotte Brontë vivió con su familia durante la mayor parte de su infancia, en medio de aquel agreste y desolado paisaje que habría de reaparecer como fondo de los fantásticos y románticos episodios de sus novelas y de las de su hermana Emily.


Charlotte Brontë

Los primeros años de la futura escritora estuvieron marcados por la desgracia: en 1821 perdió a su madre, y la familia quedó confiada a los cuidados de una tía materna; cuatro años después murieron tuberculosas las dos hermanas mayores, Mary y Elizabeth, a causa del deficiente trato recibido en el Instituto de Cowan Bridge para hijos de eclesiásticos, centro docente en el cual también Charlotte vivió durante algún tiempo. Vuelta a su hogar, Charlotte pasó seis años de completa libertad en contacto directo con la naturaleza; tras una sumaria educación recibida de su padre, frecuentó a lo largo de un año la cercana escuela de Roe Head, adonde regresó en 1835 como profesora.

En 1842 llevó a cabo el paso quizá más decisivo de su existencia: junto con Emily fue enviada a estudiar francés en el Pensionado Héger de Bruselas. Forzada a volver a su casa por la muerte de la tía, en 1843 se dirigió de nuevo a la escuela belga con un modesto empleo docente, y entonces se produjo su primera experiencia amorosa. Aunque su afecto hacia el director del pensionado permaneciera absolutamente platónico, Charlotte Brontë se inspiró en él para su primera novela, El profesor, que, rechazada por los editores, apareció póstumamente en 1856.

En 1844 regresó a Haworth. Falló su proyecto de fundar una escuela, y su único hermano, cada vez más dado al vicio, murió de delirium tremens en 1848, debido al abuso de los estupefacientes y del alcohol. Como sus hermanas Emily y Anne, Charlotte buscó el desahogo de sus apasionados sentimientos en el arte; en 1846 las tres publicaron un volumen de versos que titularon con sus pseudónimos masculinos: Poesías de Currer, Ellis y Acton Bell. Únicamente se vendieron dos ejemplares.

En realidad, Charlotte poseía unas facultades literarias eminentemente narrativas, y ya antes de escribir El profesor había compuesto como pasatiempo (de 1829 a 1845), junto con sus hermanas y el hermano, cuentos pavorosos (denominados Legends of Angria y situados en un ambiente muy afín al de la narrativa negra y al de las obras de Lord Byron). La novela Jane Eyre (1847) obtuvo, en efecto, un notable éxito, y de ella apareció el año siguiente una segunda edición, dedicada a William Makepeace Thackeray. Como Cumbres borrascosas (1847), de su hermana Emily Brontë, Jane Eyre sobresale por su carácter melodramático y terrorífico, en el que influyó no poco la agobiadora presencia del paisaje de su infancia.

Mientras tanto, el destino seguía mostrándose cruel con la familia, y también Emily y Anne Brontë murieron minadas por la tuberculosis. Charlotte volvió a escribir, y el nuevo dolor quedó reflejado en algunos capítulos de la novela siguiente, Shirley (1849), amenizada, sin embargo, por lozanas pinceladas humorísticas y descripciones serenas y bucólicas; el eco de su amor insatisfecho reaparece en la obra más madura, Villette (1853). Tras la muerte del padre, ocurrida ese mismo año, la escritora se casó con el asistente parroquial de aquél, el reverendo Arthur Bell Nicholls; su débil constitución, sin embargo, no resistió la maternidad, y murió en el primer embarazo.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información