Valeri Brumel

(Tolbuzino, 1942 - Moscú, 2003) Atleta soviético. Considerado el mejor saltador de altura de la historia del atletismo, consiguió un campeonato y un subcampeonato olímpico y logró batir varias veces el récord mundial hasta situarlo en 2,28 metros, una plusmarca que mantuvo durante ocho años.


Valeri Brumel

A los diez años se trasladó a Ucrania con su familia. En la escuela primaria su entrenador le inició en la gimnasia y en el levantamiento de pesas. Otro preparador, Vladimir Dyachkov, le instruyó en cómo enfocar el salto y a los catorce años, animado por los éxitos soviéticos en los Juegos Olímpicos de Melbourne, empezó a entrenar como saltador de altura. Dos años después alcanzó los 2,01 metros y, después de que Dyatchkov le ayudara a perfeccionar el estilo conocido como rodillo ventral, consiguió superar el récord de Europa con 2,17 metros.

En los Juegos Olímpicos de Roma (1960) consiguió la medalla de plata, y un mes después estableció una marca de 2,20 metros. En 1961 consiguió ya saltar 2,25 metros (récord mundial en pista cubierta y récord mundial júnior) y en julio de ese mismo año batió también la plusmarca mundial al aire libre (2,24 metros), mientras que en agosto superó su récord en pista cubierta con un centímetro más. En 1962 llegó a los 2,27 metros, y en los dos años siguientes batió su propia marca para establecer definitivamente el récord en 2,28 metros.

Los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964 asistieron a un enfrentamiento histórico entre Brumel, favorito de la prueba, y su eterno rival, el estadounidense John Thomas. En un espectacular desafío lleno de emoción y de suspense, ambos contrincantes superaban la marca del adversario en cada salto. Finalmente, Brumel consiguió colgarse el oro y Thomas la plata.

Un año más tarde, Brumel resultó herido de gravedad cuando la moto que conducía resbaló, sufriendo una colisión. El pie derecho estuvo a punto de serle amputado, y perdió algunos centímetros. Tras pasar por el quirófano tres años después para recuperar los tres centímetros en la tibia, Brumel se recuperó y en 1969 saltó un listón colocado a dos metros, retirándose en 1970 con 2,06 como mejor marca.