Edward Henry Carson

(Dublín, 1854 - Cleve Court, 1935) Jurista y político irlandés, uno de los principales líderes políticos unionistas del Ulster, considerado como uno de los padres de la actual Irlanda del Norte. Fue conocido con el apelativo de El rey sin Corona del Ulster. Desempeñó un papel muy importante en la cuestión de la independencia de Irlanda. Encabezó la campaña contraria a la aplicación a Irlanda del Norte de la Irish Home Rule aprobada en 1912 y en 1921 se mostró contrario a la creación del Estado Libre de Irlanda.

Nacido en el seno de una familia protestante del Sur de Irlanda, era el segundo hijo de un arquitecto de origen escocés. Se educó en Arlington House y en el Trinity College de Dublín. Tras finalizar sus estudios de Derecho en 1877, comenzó a ejercer como abogado en su ciudad natal.

Ocupó a lo largo de su vida numerosos cargos en las administraciones británica e irlandesa. Como fiscal de la Corona en Dublín, en 1887 fue el encargado de endurecer la aplicación de la Ley Criminal. Dos años más tarde, cuando sólo contaba con 35 años, se convirtió en miembro del Consejo de la Reina, con lo que se convertía en el irlandés más joven que había ocupado dicho puesto. En 1892 fue nombrado procurador general de Irlanda. Su labor favoreció a los propietarios absentistas ingleses frente a los propietarios y arrendatarios irlandeses. Fue elegido diputado en 1892 al ganar el escaño del Trinity College Dublín, que ocupó hasta 1918.

Por aquel entonces los nacionalistas irlandeses comenzaron a intensificar su campaña para exigir un parlamento irlandés independiente, campaña conocida desde 1860 por el nombre de Home Rule. Este movimiento alarmó a los protestantes irlandeses que temían el fin del dominio británico. En 1893 se trasladó a Inglaterra para seguir ejerciendo la abogacía en los tribunales londinenses. Pronto alcanzó fama como brillante abogado en la capital británica, especialmente en 1895, tras su intenso y espectacular contrainterrogatorio a Oscar Wilde en el caso de libero contra el marqués de Queensberry. Wilde se condenó a si mismo al dar sus respuestas al interrogatorio de Carson.

Entre 1900 y 1906 desempeñó el cargo de procurador general de Inglaterra durante el gobierno conservador. En febrero de 1910 Carson, por entonces ya Sir Edward Carson, recibió la invitación de los unionistas irlandeses para que encabezara el partido. Aceptó el nombramiento, ya que según sus propias palabras: "Yo estoy en política solamente por Irlanda". Junto con el capitán Craig organizó desde 1911 la reacción unionista y orangista contra la aprobación de la Irish Home Rule, ley promovida por el gobierno liberal, para lo cual crearon la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF), una milicia protestante que llegó a contar con más de 100.000 miembros.

Carson temía que el Ulster, de mayoría protestante, fuera dominado por el sur, donde predominaba la población de religión católica. En 1912 se opuso con energía a la partición de Irlanda, por lo que mostró su frontal rechazo a la Home Rule, aprobada en la Cámara de los Comunes a petición del primer ministro, el político liberal Asquith. Carson creía que la creación de un parlamento independiente para el Norte de Irlanda era el único camino para mantener la unión con Gran Bretaña, ya que pensaba que si la ley no se aplicaba en el norte de la isla, no se aplicaría en ninguna parte de Irlanda. Además estaba convencido de que la industria pesada de Belfast era absolutamente indispensable para la supervivencia económica de Irlanda.

Junto con otros políticos unionistas presentó el 28 de septiembre de 1912 un manifiesto en el que exigían la creación de un Parlamento para el Ulster y la formación de un Gobierno Provisional. Con el fin de armar a sus hombres negoció con el Kaiser Guillermo II de Alemania el envío de armas. Quería conseguir sus objetivos de una forma pacífica, pero en caso de no ser posible no descartaba la utilización de la fuerza.

Carson inició a mediados de 1913 la preparación de un gobierno provisional para el Ulster, con el cual estaba dispuesto a evitar que se aplicara en los seis condados del norte de Irlanda la Home Rule. El 24 de septiembre de 1913 Carson fue proclamado presidente del gobierno provisional. Temiendo el estallido de una guerra civil, el gobierno británico aceptó las peticiones de los unionistas y decidió que el Ulster quedara excluido provisionalmente de la aplicación de la Home Rule.

Un primer cargamento de armas procedente de Alemania para armar a las milicias protestantes llegó a Irlanda el 24 de abril de 1914. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Carson ofreció su Fuerza de Voluntarios al gobierno británico, la cual se convirtió en la 6ª División del Ulster, la cual participó en la batalla del Somme. Desde este momento el político irlandés centró toda su atención en los asuntos de la guerra.

En mayo de 1915, el gobierno de coalición presidido por Herbert Asquih le designó fiscal de la Corona (Attorney General), puesto del que dimitió en octubre de 1915 al estar en desacuerdo con la forma en que se estaban llevando los asuntos de la guerra. Estuvo detrás de la insurrección de 1916, tras la cual Lloyd George reafirmó la idea de que los seis condados del noreste de Irlanda quedaban excluidos provisionalmente de la aplicación de la Home Rule. En diciembre de 1916 fue nombrado primer lord del Almirantazgo, cargo que ocupó hasta julio de 1917. Posteriormente fue ministro sin cartera en el gabinete de Guerra encabezado por David Lloyd George desde julio de 1917 a enero de 1918.

Al finalizar la guerra dimitió de su escaño en el Parlamento de Westminster, tras darse cuenta de que la aplicación de la Home Rule era algo inevitable en el sur, y se centró en la política irlandesa. Presentó su candidatura a ocupar un escaño en la Cámara de los Comunes de Belfast bajo la idea de crear dos parlamentos separados en Irlanda, uno para el Ulster y otro para el resto de la isla; su candidatura arrasó en las elecciones. Desde diciembre de 1918 se convirtió en el líder de los diputados unionistas de la Duncairn Division de Belfast, luchando vigorosamente contra la aplicación del Home Rule. En las elecciones generales de ese año 26 unionistas obtuvieron escaño en Westminster; sin embargo; los parlamentarios del Sinn Fein crearon su propio parlamento en Dublín.

Los rebeldes invitaron a Carson a unirse a ellos, pero el rechazó la invitación. Carson dedicó todos sus esfuerzos entre 1818 y 1921 par asegurar una mayoría unionista en el primer Parlamento de Irlanda del Norte, que debía inaugurar sus sesiones en 1921. Ese mismo año un decreto del gobierno de Irlanda aceptó la existencia de dos Parlamentos en Irlanda, uno en Dublín y otro en Belfast. Carson consideró este decreto como una derrota personal; dimitió de su puesto al frente del Partido Unionista y se retiró de la vida política regresando al ejercicio de la abogacía.

Ese mismo año recibió por sus servicios a la Corona Británica el título de barón de Carson de Duncairn. Su condición de Lord le permitió la entrada en la Cámara de los Lores y ocupar un puesto en Corte de Apelación. Su salud comenzó a deteriorarse en 1929, viéndose obligado a retirarse de la judicatura. En 1933 regresó a Belfast tras largos años de ausencia para asistir a la inauguración de su estatua de bronce, que fue situada enfrente del Parlamento de Irlanda del Norte en Stormont. En 1935 le fue diagnosticada una leucemia, de la que falleció en octubre del mismo año en su residencia de Kent. Siguiendo sus deseos fue enterrado en al catedral de Santa Ana en Belfast. Recibió durante su entierro honores de hombre de Estado.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información