Francisco Javier Castaños

(Francisco Javier Castaños y Aragorri, duque de Bailén; Madrid, 1756 - 1852) Militar español, símbolo de la resistencia contra los franceses en la Guerra de la Independencia (1808-1814). Francisco Javier Castaños era comandante general del Campo de Gibraltar cuando se produjo la invasión francesa en 1808.


Francisco Javier Castaños

Enseguida se puso al servicio de la Junta de Sevilla, que le nombró capitán general de Andalucía. Como tal derrotó a las tropas de Dupont en la batalla de Bailén de aquel mismo año, que expulsó temporalmente a los franceses de la Península y que tuvo una gran resonancia en Europa, por constituir la primera derrota del hasta entonces invencible Napoleón Bonaparte.

Nombrado duque de Bailén por aquella victoria, Castaños se convirtió en un símbolo nacional una vez acabada la guerra, a pesar de que ya no obtuvo más éxitos militares. Presidió las últimas Cortes castellanas del Antiguo Régimen, convocadas por Fernando VII en 1833 para jurar como heredera del trono a la princesa Isabel (la futura Isabel II de España), así como el Consejo de Estado creado para garantizar la sucesión (1832-1834).

Luego sostuvo el trono de la «reina niña» Isabel II frente a las pretensiones de su tío Carlos María Isidro de Borbón, aceptando colaborar con la regencia de María Cristina de Borbón en cargos honoríficos de tanta representación como poco poder: fue presidente de la cámara alta creada por el Estatuto Real de 1834 (el Estamento de Próceres), tutor de Isabel II en 1843 y senador vitalicio desde 1845.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información