Clotario I

(?, 497-Compiègne, 561) Rey merovingio (511-561) y franco (558-561). A la muerte de su padre Clodoveo I (511) recibió una parte del reino con capital en Soissons. Las guerras civiles entre sus familiares le permitieron reunificar el reino de su padre, ya que se convirtió en el único dueño del reino franco. Pero a su muerte el reino fue repartido entre sus hijos.