José María Eguren

(Lima, 1874 - 1942) Poeta peruano. Junto con César Vallejo, es la más destacada figura de la lírica peruana del siglo XX. Toda su vida se desarrolló entre la capital y algunas haciendas aledañas. A partir de 1897 estableció su hogar en el balneario de Barranco; entre 1931 y 1940 trabajó en la biblioteca del Ministerio de Educación Pública. Eguren gustaba de caminar a campo traviesa, observando los insectos y las aves, trazando apuntes para sus óleos y acuarelas, o echando mano a una cámara de su invención que tomaba fotos ovaladas de tamaño diminuto (poco más de un centímetro).


José María Eguren

A pesar de su voluntario apartamiento de la vida pública, gozó de la admiración y afecto de hombres de la talla de Manuel González Prada, Abraham Valdelomar y José Carlos Mariátegui, entre otros. Ellos lo instaron a publicar sus poemas, considerados como la muestra más honda y depurada de la estética simbolista en lengua española. Pese a pertenecer cronológicamente a la generación modernista de José Santos Chocano, la aparición del poemario Simbólicas (1911) de Eguren es tomada como un hito en la superación del modernismo, ya que actúa como la fundación de la poesía contemporánea del Perú, instaurando una tradición todavía viva y vigente en la actualidad.

A este primer libro le siguieron La canción de las figuras (1916) y otras dos colecciones de poemas, Sombra y Rondinelas, que fueron publicadas por vez primera en Poesías (1929). La obra poética de José María Eguren refleja su búsqueda de trascendencia y su nostalgia de mundos perdidos o extraños. El poeta enriqueció el lenguaje con regionalismos, arcaísmos, neologismos y palabras inventadas; en sus últimas poesías se inscribió en el mundo de las vanguardias europeas en lo referente al uso de la metáfora y la imaginería del sueño.

Hacia 1930, Eguren empezó a escribir breves piezas en prosa, los llamados Motivos estéticos, de intención poética y filosófica; estos «motivos», aparecidos en diversas revistas durante la década de los treinta, fueron recogidos póstumamente en un volumen, en 1959.

Artista versátil, José María Eguren también se dedicó a la pintura y la fotografía. Sus acuarelas revelan la influencia de los impresionistas franceses y los prerrafaelitas ingleses. Aunque no se dedicó a la música, ésta fue muy importante como referente cultural. Siguiendo la estela de los simbolistas franceses, escribió que «la música es la más metafísica, la menos pesada, de las artes». En su obra aparecen timbales, violines, pianos, acordeones, flautas, tambores; algunos de sus poemas se titularon Lied, en referencia a las piezas de Robert Schumann, y sus compositores preferidos (Beethoven o Mendelssohn) también aparecen en sus estrofas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información