Gertrude Belle Elion

(Nueva York, 1918-Chapel Hill, 1999) Bioquímica y farmacóloga estadounidense. Fue galardonada con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 1988 por el desarrollo de medicamentos que trataban importantes enfermedades, especialmente el cáncer, y que además fueron los precursores para la síntesis de otros nuevos.

Era hija de inmigrantes y pasó sus primeros años de vida en un barrio humilde de Nueva York. Estudió en una escuela pública y desde muy niña tuvo mucho interés por el conocimiento y por los estudios en general. A la hora de decidirse por una especialización en sus estudios le influyó mucho la enfermedad que padecía su abuelo, con el que estaba muy unida, y que murió de cáncer cuando ella contaba con la edad de 15 años. Se sintió muy motivada para aprender sobre esa terrible enfermedad y el modo de curarla, y ello hizo que se decidiera por el estudio de las ciencias y en particular de la química.


Gertrude Belle Elion

Se graduó en bioquímica en el Hunter College de Nueva York en 1937, pero su condición de mujer no le fue muy favorable para encontrar trabajo, así que se introdujo en el campo de la enseñanza e impartió clases de bioquímica a las enfermeras del Hospital School of Nursign de Nueva York durante tres meses. Después encontró a un químico que buscaba a alguien para trabajar como ayudante de laboratorio y aceptó sin pensárselo, pues aquéllo podría suponer una buena experiencia para ella. En 1939, sus pequeños ahorros le permitieron entrar en la escuela de graduados de la Universidad de Nueva York, en la que no tenía ni una sola compañera, aunque ello no hacía que se sintiera extraña.

Terminados estos estudios, Elion necesitaba realizar su trabajo de investigación para obtener el grado de Master, pero sus necesidades económicas la llevaron otra vez al mundo de la enseñanza como profesora sustituta de ciencias en las escuelas de Nueva York, mientras realizaba sus trabajos de investigación por la noche y durante los fines de semana en la Universidad de Nueva York. Así, en 1944, obtuvo su Master en Química por dicha universidad.

Trabajó en los laboratorios de varias empresas, pero eran más bien trabajos de control de calidad y no tenían ninguna relación con la investigación; no obstante, aprendió mucho sobre el instrumental del laboratorio, hasta que, después de buscar en muchas agencias de trabajo, fue cautivada por un puesto como ayudante de George Herbert Hitchings en los laboratorios Burroughs Wellcome (ahora Glaxo Wellcome), en 1944. Allí adquirió grandes conocimientos y responsabilidades, y no solo se dedicó a la química orgánica sino que extrapoló sus estudios al campo de la microbiología, la enzimología, la inmunología y la farmacología.

Ambos, Hitchings y Elion, consiguieron obtener fármacos eficaces contra la leucemia, la gota, las infecciones urinarias, la malaria, el herpes viral y diversas enfermedades autoinmunes. Estudiaron con mucho interés las diferencias bioquímicas y fisiológicas entre las células normales y las cancerosas del cuerpo humano, así como las células bacterianas y los virus, y las relaciones causa-efecto en numerosas enfermedades. Con toda la información obtenida, estudiaron la forma de elaborar drogas y medicamentos que inhibieran el desarrollo de una patología y sobre todo de un cáncer.

Una de las principales moléculas sintetizada por Elion fue resultado de su estudio sobre los ácidos nucleicos, la 2-amino-6-mercaptopurina, una base púrica que contiene azufre y que no se encuentra en los animales; interfiere con la introducción de otras purinas en la formación de la cadena de ácidos nucleicos, por lo que inhíbe el crecimiento de ciertos tipos de cánceres, especialmente de la sangre. Elion y su equipo destacaron también en el desarrollo de un agente químico, el acyclovir, muy beneficioso para el tratamiento de las infecciones causadas por los virus del herpes. En reconocimiento a su trabajo y a sus importantes descubrimientos, la academia sueca le concedió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 1988, que compartió con su colega George H. Hitchings, con el que había trabajado durante 40 años, y con el investigador Sir James Black.