José de Ezpeleta

(José Manuel de Ezpeleta Galdeano, conde de Ezpeleta de Veire; Barcelona, 1742 - Pamplona, 1823) Militar y administrador colonial español. Siguiendo la tradición familiar, inició tempranamente la carrera de las armas; a los catorce años ingresó como cadete en el Regimiento de Infantería de la Corona. Sus primeros destinos lo llevaron a Ceuta, Portugal y Argel. Participó luego en la campaña del Sitio de Gibraltar, pasó después a Cuba (1763-1765) y más tarde fue destinado a Ávila, a Argelia y a Pamplona. De nuevo en América, combatió en la toma de Pensacola y de Mobile y ejerció como gobernador de Pensacola (1781) y como capitán general y gobernador de la isla de Cuba (1785-1789).


José de Ezpeleta

De allí pasó a desempeñar el cargo de virrey de Nueva Granada (1789-1797). Durante su mandato impulsó la creación de instituciones culturales, como el Papel Periódico de la Ciudad de Santafé de Bogotá, una de las primeras publicaciones periódicas impresas en Nueva Granada, bajo la dirección de Manuel del Socorro Rodríguez. Fundó el primer teatro en la capital del virreinato y fue un activo promotor de las tertulias literarias en que se foguearon algunos de los futuros próceres de la emancipación, como Antonio Nariño, que publicó en 1794 la traducción de Los derechos del hombre, de Thomas Paine.

José de Ezpeleta impulsó asimismo la industria minera de Mariquita, aunque de manera no muy fructífera; apoyó la Real Expedición Botánica de Celestino Mutis; espoleó la fundación de nuevas misiones católicas como un aceptable medio de prevenir revueltas indígenas (particularmente, de los indios andaquíes) y emprendió otras obras públicas, como el puente del Común sobre el río Bogotá, en la capital. En 1797, al tiempo que agotaba su mandato como virrey de Nueva Granada, Carlos IV de España le concedió el título de Conde de Ezpeleta de Veire (o Beire), y a su vuelta a España fue nombrado, a instancias de Manuel Godoy, gobernador del Consejo de Castilla y capitán general de Castilla la Nueva (1797-1798). Con posterioridad, fue destinado como capitán general a Cataluña.

Desempeñaba este cargo cuando estalló la Guerra de la Independencia española (1808-1814). Ezpeleta no pudo impedir la entrada de las tropas napoleónicas en Barcelona, ni la ocupación de su Ciudadela y del castillo de Montjuïc. Habiéndose negado a someterse a la autoridad del general Duhesme, fue apresado y conducido a Francia, y permaneció preso en Montpellier entre abril de 1809 y abril de 1814. Reapareció entonces en el campo de batalla, ya que formó parte del ejército dirigido por el duque de Wellington que se enfrentó a los franceses en retirada en la Batalla de Toulouse (Francia).

Finalizada la Guerra de la Independencia, José Manuel de Ezpeleta fue nombrado capitán general y virrey de Navarra por designación de Fernando VII de España, aunque fue destituido durante el llamado Trienio Liberal (1820-1823). Enviado entonces de manera forzosa a la capitanía de Valladolid, durante una pausa en el viaje que realizó en casa de su hija, en la localidad riojana de Santo Domingo de la Calzada, le sorprendió la restauración absolutista de Fernando VII, tras lo cual fue de nuevo repuesto en su cargo de virrey de Navarra, pocos meses antes de su fallecimiento.

Cómo citar este artículo:
Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información