Joaquín Fanjul

(Joaquín Fanjul Goñi; Vitoria, 1880 - Madrid, 1936) Militar y político español. Diputado del Partido Agrario (1931 y 1936), dejó su partido para ingresar en el Bloque Nacional. Fue uno de los organizadores del Alzamiento de 1936 y dirigió la rebelión del cuartel de la Montaña de Madrid. Murió fusilado.

Licenciado en derecho y capitán de Estado Mayor desde 1905, Joaquín Fanjul tomó parte en las campañas de Marruecos, donde se convirtió en uno de los principales dirigentes africanistas, partidarios del ascenso por méritos y no por antigüedad, postura esta última defendida por los junteros. Políticamente ingresó en el partido conservador, en cuyas filas fue elegido diputado por Cuenca en 1919. En 1926 alcanzó el grado de general de brigada.

Tras proclamarse en 1931 la Segunda República, Fanjul fue elegido diputado nuevamente por Cuenca. Manuel Azaña, ministro de la Guerra del Gobierno provisional, emprendió en octubre de 1931 una reforma del Ejército que afectó de manera especial a los africanistas. El Gobierno republicano, al restablecer la legalidad conculcada por la dictadura de Primo de Rivera (1923-1929), se vio obligado a revisar los ascensos por méritos.

La aplicación de las medidas azañistas referidas a los ascensos se retrasó hasta 1933 y le supuso a Fanjul un importante retroceso en su carrera militar, ya que pasó a ocupar el último lugar en el escalafón de los generales (hubo otros casos similares, entre ellos el del general Francisco Franco, quien retrocedió veinticuatro puestos). En las elecciones generales 1933, Joaquín Fanjul salió reelegido diputado por Cuenca por el Grupo Agrario, integrado en la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). Desempeñó el cargo de subsecretario de la Guerra (1935) con José María Gil-Robles como ministro.

A finales de ese año, la creciente radicalización de amplios sectores del Ejército (cada vez más favorables a una intervención militar contra el régimen republicano) y la previsible salida del Gobierno de los partidos de derechas impulsaron a Gil-Robles a plantear un golpe de Estado. El ministro de la Guerra actuó con cautela y encargó a Fanjul que sondeara la opinión de los jefes militares respecto a la posibilidad de apoyar su propuesta. La respuesta negativa de algunos generales, sobre todo de Franco, quien consideraba que el Ejército todavía no estaba preparado para culminar con éxito un pronunciamiento militar, obligó a Gil-Robles a desestimar esta vía y, poco después, a abandonar el Ministerio.

Pocos días antes de la celebración de los comicios legislativos de febrero de 1936, en los que triunfó el Frente Popular, Joaquín Fanjul colaboró con Gil-Robles, José Calvo Sotelo y con los generales Manuel Goded y Franco en la organización de un golpe militar que evitase la formación de un Gobierno de izquierdas. Finalmente, el escaso respaldo que recibieron de buena parte de los jefes y oficiales militares, así como la posibilidad de que la Guardia Civil (al mando de Pozas) y la de Asalto defendieran la legalidad republicana, les hizo desistir de sus planes.

Fanjul no abandonó su oposición al régimen republicano, y el 9 de marzo de 1936 se reunió en Madrid con los generales Francisco Franco, Emilio Mola, Luis Orgaz y Rafael Villegas para preparar una nueva sublevación, cuya jefatura asumió José Sanjurjo, aunque la preparación efectiva la llevó a cabo Mola. La conspiración militar contra la Segunda República culminó con el golpe militar del 18 de julio de 1936, con el que se inició la Guerra Civil (1936-1939).

Encargado, junto a los generales Villegas y Miguel García de la Herrán, de dirigir la insurrección en Madrid, Fanjul se hizo cargo del cuartel de la Montaña. Allí declaró el estado de guerra y redactó un bando, de marcado carácter involucionista, que comprendía la supresión de todas las libertades, el control absoluto de la prensa y la disolución de los sindicatos “marxistas”. Sin embargo, la sublevación había fracasado totalmente en el resto de la capital, puesto que la Guardia Civil se negó a secundar a los rebeldes y Villegas no se decidió a ocupar la Capitanía General. Después de resistir varios días de asedio en el cuartel de la Montaña, Fanjul fue detenido y sometido a consejo de guerra el 15 de agosto de 1936, que dictaminó su ejecución.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información