Faysal II

(Bagdad. 1935 - 1958) Rey de Irak. Era bisnieto del jerife de La Meca, Hussein, lo que le convertía en descendiente de Fátima, la hija de Mahoma. Por lo tanto era miembro de una de las familias más importantes del mundo árabe. Nieto del rey de Irak Faysal I y único hijo del rey de Irak Giza I y la reina Aalya, fue coronado el 4 de abril de 1939, cuando apenas contaba con cuatro años de edad, tras el fallecimiento de su padre en accidente de automovil, aunque algunos afirmaron que fue asesinado por los británicos que no veían con buenos ojos su gobierno.

Las verdaderas labores de gobierno eran ejercidas por el hermano de su padre, Abdul Hillah, quien asumió la regencia. Su gobierno se vio seriamente en peligro durante la Segunda Guerra Mundial a causa de golpe de Estado que fue encabezado por Rasid Ali, quien veía con malos ojos la clara orientación probritánica de la monarquía, y quien era partidario de un acercamiento a las potencias del Eje. Rasid Ali asumió el cargo de primer ministro en marzo de 1940, y en abril de 1941 firmó una alianza secreta con Italia y Alemania.

Su tío, con el fin de salvar la vida de Faysal, se disfrazó de mujer, y con la ayuda del embajador de Estados Unidos consiguió sacar al joven rey del país en 1941. Recibió la mayor parte de su formación en occidente, destacando su estancia en la prestigiosa escuela británica de Harrow School. Durante su reinado su país participó en 1948 en la guerra de Palestina. Ese mismo año se firmó un tratado de amistad entre Irak y Reino Unido en Portsmouth, pero fue rechazado por los iraquíes tras producirse importantes tumultos en Bagdad a favor de los derechos de los palestinos.

Paralelamente en el país se comenzaron a ser explotados los pozos petrolíferos que se acababan de descubrir en territorio iraquí, lo que atrajo numerosas inversiones de países occidentales. Los tumultos internos obligaron al regente a proclamar la ley marcial en noviembre de 1952. Faysal asumió el control del gobierno el 2 de mayo de 1953 cuando fue declarado mayor de edad. Estaba casado con la princesa Nabila Fazila. Desde ese momento ejerció directamente las labores de gobierno. Siguiendo al tradición su tío, quien hasta entonces había ejercido la regencia, fue declarado príncipe heredero. Guiado por los consejos de su tío Abdul Hillah y su hombre de confianza, el primer ministro Nuri El Said, llevó a cabo una política de corte claramente occidental.

De carácter tímido, realizaba escasas apariciones en público, aunque contaba con el apoyo de la opinión pública, quien culpaba de los errores de su gobierno a sus asesores. El rey volvió a proclamar la ley marcial en 1956 a causa de la Crisis del canal de Suez, tras la que Irak rompió sus relaciones diplomáticas con Francia y Reino Unido. Esto produjo que aumentara la influencia política de Estados Unidos, que comenzó a entregar importantes cantidades de dinero al gobierno de Faysal. El 14 de febrero de 1958 fue elegido presidente de la recién creada federación árabe constituida por los reinos hachemíes de Irak y Jordania. Fue asesinado el 14 de julio de 1958 junto a su hijo, su tío Abdul Hillah y el primer ministro Nuri El Said, en el palacio de al-Zuhoor durante la revolución encabezada por Abdul Karim Kassem, que finalizó con la proclamación de la República de Irak.