Conde de Fernán Núñez

(Carlos José Francisco de Paula Gutiérrez de los Ríos y Sarmiento de Sotomayor, séptimo conde de Fernán Núñez; Lisboa, 1779 - París, 1822) Político español. Formó parte de la camarilla del príncipe de Asturias, por su enemistad con Godoy. Tomó parte en las cortes de Bayona (1808). Nombrado embajador en Londres (1812) por la regencia, firmó los tratados de París y Viena (1815). Intervino en las negociaciones a escala europea que provocaron la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis.


Carlos Gutiérrez de los Ríos, conde de Fernán Núñez (detalle de un retrato de Goya)

Durante el reinado de Carlos IV (1788-1808), Carlos Gutiérrez de los Ríos fue uno de los grandes que se alineó en la facción de Fernando, príncipe de Asturias (futuro Fernando VII), frente a Manuel Godoy. En 1808 realizó su primera misión diplomática de parte de Fernando VII, que le envió a Francia para que entregase a Napoleón una misiva en la que le pedía la mano de su sobrina, a la vez que junto con los duques de Frías y Medinaceli se le encargaba saludar al emperador en Bayona (Francia).

Tras la abdicación de Carlos IV y Fernando VII en favor de José Bonaparte, integró el grupo de nobles que juró el Estatuto de Bayona (6 de junio de 1808). De vuelta a Madrid con José I, desempeñó el cargo de jefe de la Casa Real. Sin embargo, a raíz de la victoria del ejército regular español en la batalla de Bailén (19 de julio de 1808) durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), se pasó al bando antifrancés e incluso votó la Constitución de 1812. Al final de la contienda fue nombrado por la regencia embajador en Londres.

Instaurado Fernando VII en el trono, el conde de Fernán Núñez fue partidario de anular las reformas llevadas a cabo por las Cortes de Cádiz y apoyó con su firma la petición para derogar el decreto sobre señoríos de 1811. En 1817 fue elegido embajador español en París, y se le otorgaron plenos poderes para firmar los tratados de Viena y París de 1815, que anteriormente se había negado a rubricar Pedro Gómez Labrador. También negoció la firma del tratado para la sucesión en Parma (Italia), que consiguió el reconocimiento de los derechos de la reina de Etruria. Fernando VII le concedió la dignidad ducal (1817) como recompensa a la realización de todas estas negociaciones.

Con la llegada del Trienio Constitucional (1820-1823), Carlos Gutiérrez de los Ríos fue destituido de su cargo de embajador en París, pero mantuvo su residencia en la capital francesa, donde fue agente secreto de Fernando VII. Se encargó de establecer los contactos con el monarca francés, Luis XVIII, para conseguir la intervención europea en España y restaurar el absolutismo. Gracias a sus gestiones, Fernando VII obtuvo el apoyo deseado durante la celebración del Congreso de Verona (1822) y que se materializó en la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis (1823). Falleció como consecuencia de una caída de caballo poco tiempo antes de ver consumado el triunfo de la invasión y la reinstauración de Fernando VII como monarca abosluto.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información