Gerardo Fernández Albor

(Santiago de Compostela, 1917) Político y médico español que ocupó la presidencia de la Xunta de Galicia desde el 22 de enero de 1982 hasta el 23 de septiembre de 1987. Perteneciente a una familia de clase alta, tras realizar sus primeros estudios, inició la carrera de Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, donde se doctoró en Medicina y Cirugía. Alumno destacado, completó su formación matriculándose en cursos de especialización de cirugía general y aparato digestivo, impartidos por las universidades de Barcelona, Madrid, Londres, París y Viena.

Firme defensor de la cultura gallega, destacó por sus actuaciones en este sentido y formó parte de importantes instituciones como el Patronato Rosalía de Castro, la Fundación Otero Pedrayo, el Instituto da Lingua Galega y del Museo do Pobo Galego. Iniciado el proceso de transición política en España, tras la muerte del general Franco en el año 1975, comenzó a manifestar algunas inquietudes políticas; simpatizó con el PPG y militó brevemente en las filas de Realidade Galega.

Tras quedar aprobado el Estatuto Autonómico, el 7 de febrero de 1981, el presidente de AP, Manuel Fraga, decidió incorporar a las filas de su partido a Gerardo Fernández Albor. A pesar de su inexperiencia política, era un hombre conocido y respetado en toda Galicia y no había tenido ninguna relación con el régimen anterior. Tras los primeros contactos, Fernández Albor aceptó el ofrecimiento de Fraga. La convocatoria electoral celebrada en octubre de 1981 dio la victoria a AP por un estrecho margen. El 7 de enero de 1982 pronunció su discurso de investidura y fue elegido presidente al día siguiente, gracias al apoyo que obtuvo su candidatura de los representantes de UCD.

Su primer gobierno (1982-1985) estuvo marcado por el traspaso de competencias realizado desde la administración central, y por los problemas existentes para fijar la capitalidad de la comunidad que presidía, ya que existió un enfrentamiento claro, incluso en el seno de su propio partido, entre los que apoyaron la elección de Santiago de Compostela y los que apoyaron la candidatura de A Coruña. Finalmente se aprobó una solución transitoria que designó a Santiago como sede del Parlamento gallego y A Coruña como sede del Tribunal Superior de Justicia.

Tras la desaparición de UCD, muchos de los representantes de esta formación política se incorporaron a AP, de este modo Fernández Albor logró dar mayor estabilidad a su mandato, pero tuvo que hacer frente a las protestas que se produjeron en su partido, debido al protagonismo que alcanzaron los miembros de UCD en el gobierno gallego.

Los problemas en el seno de AP de Galicia, se generalizaron tras la firma, el 1 de octubre de 1985, de un documento que sentaba las bases de la formación de la Coalición Popular (CP). Dicha coalición quedó constituida por Alianza Popular, el Partido Demócrata Popular, Partido Liberal de Galicia y Centristas de Ourense.

A pesar de que en las elecciones celebradas el 24 de noviembre de 1985 obtuvieron 34 escaños de 71, las diferencias internas aparecieron muy pronto y se generalizaron los ataques al presidente de la Xunta. Estos enfrentamientos y descalabro electoral de AP en las elecciones generales de 1986 desestabilizaron el segundo gobierno de Fernández Albor (1986-1987). Debido a estos graves problemas, la oposición, encabezada por el PSOE, consideró que el presidente estaba más ocupado intentando solucionar las rencillas en el interior de su partido que en ejercer el gobierno efectivo de la comunidad a la que representaba; presentaron una moción de censura que triunfó y el 23 de septiembre de 1987 Fernández Albor tuvo que abandonar la presidencia.

En diciembre de 1986 ocupó la presidencia de AP, tras la dimisión de Manuel Fraga del cargo, aunque muy pronto transfirió sus responsabilidades a Miguel Herrero de Miñón. AP, tras sufrir una grave crisis, desapareció de la escena política, siendo su heredero el Partido Popular (PP), al que Fernández Albor se unió inmediatamente. Fundador del Partido Popular de Galicia, desde el año 1989 hasta 1999 fue miembro del Parlamento Europeo.

Durante los años que permaneció en Bruselas, participó en la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Política de Defensa; en la Comisión de Desarrollo y Cooperación, en la Subcomisión de Seguridad y Desarme, en la Subcomisión de Derechos Humanos y fue delegado europeo para las relaciones con los países de Sudamérica y MERCOSUR. En 1999 decidió no presentarse a las elecciones al Parlamento Europeo, pero no abandonó la actividad política; ocupó el puesto de presidente de honor del PP de Galicia y fue nombrado asesor de la Consellería de Presidencia de la Xunta.

Cómo citar este artículo:
Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). . En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de el .

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información