Valentín de Foronda

(Vitoria, 1751 - Pamplona, 1821) Ilustrado español. Impulsor del Seminario de Vergara, donde impartió clases de economía política, gozó de la protección del ministro Cabarrús y se mostró defensor de la pervivencia del Banco de San Carlos y de la Compañía de Filipinas. Fue uno de los ilustrados españoles más radicales, traductor de Bielefeld, Buffon, Condillac, Marmontel y Panckoucke. Entre sus obras destacan las Cartas sobre materias político-económicas (1788-1789, publicadas en Espíritu de los mejores diarios), a las que siguieron después nuevas recopilaciones: Cartas sobre los asuntos más exquisitos de economía política (1794) y Cartas sobre la policía (1801). Sus obras tienen importancia por los datos que proporcionan acerca de la cultura y la ciencia del momento, y por los principios económicos antimercantilistas y antifisiocráticos sobre los que teoriza el autor.


Valentín de Foronda

Tras una estancia en Francia, Valentín de Foronda fue elegido en 1777 regidor de Vitoria, mandato durante el cual ayudó a fundar la Casa de la Misericordia de Vitoria. En 1782 se trasladó a Vergara (Guipúzcoa), donde trabajó en la promoción del Real Seminario de Vergara e impartió clases de economía política. Viajó por el Reino Unido, Prusia e Italia, y hacia 1780 fijó su residencia en Burdeos (Francia), donde mantuvo contactos con algunos de los representantes del pensamiento ilustrado del momento.

Posteriormente fue designado cónsul general (1802-1807) y encargado de los negocios españoles en Estados Unidos (1808-1809), funciones que desempeñó en la ciudad de Filadelfia, donde trabó amistad con el presidente Thomas Jefferson. A su regreso a España la Junta Suprema le nombró en 1810 intendente honorario del Ejército, y, tras las Cortes de Cádiz (1810-1813), miembro de la Junta de Censura, protectora de la libertad de imprenta, en Galicia.

Siendo protegido del ministro de Hacienda, Francisco Cabarrús, Foronda defendió la pervivencia del Banco Nacional de San Carlos y participó como accionista en la Compañía de Filipinas. En 1814, tras la restauración absolutista de Fernando VII, ingresó en una prisión madrileña como consecuencia de sus ideas políticas, y al año siguiente fue sentenciado a diez años de destierro en Pamplona. En 1821, durante el Trienio Constitucional, fue elegido ministro del Tribunal Especial de Guerra y Marina. Perteneció a la Sociedad Bascongada de Amigos del País, a la Sociedad Filosófica Americana y a la Real Academia de Ciencias y Bellas Artes de Burdeos.

Valentín de Foronda ha sido considerado uno de los máximos representantes de la corriente crítica del pensamiento ilustrado. Tradujo, entre otras obras, Instituciones políticas, del Barón de Bielefeld; Lógica, de Étienne Bonnet de Condillac; Belisario, de Jean François Marmontel, y la Enciclopedia metódica de Charles Panckoucke; escribió asimismo diversos estudios sobre Jean-Jacques Rousseau.

De sus numerosas obras merecen destacarse las Cartas sobre los asuntos más exquisitos de economía política (1794), clara defensa de los ideales políticos y económicos liberales y crítica del análisis económico fisiocrático de François Quesnay. La variedad de su producción se aprecia en libros como Miscelánea o Colección de varios discursos (1783), pese a que se mantiene siempre como idea rectora el principio de que toda conducta política debe asentarse en los derechos de libertad, propiedad y seguridad; se trata de una compilación de los discursos pronunciados en la Sociedad Bascongada de Amigos del País, que incluye, entre otros textos, Disertación sobre lo honrosa que es la profesión del comercio (1778), Disertación sobre la nueva Compañía de Indias Orientales (1784) y Cartas sobre el Banco de San Carlos (1786-1787).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información