Francisco de Asís de Borbón

(Francisco de Asís María Fernando de Borbón; Aranjuez, 1822 - Épinay-sur-Seine, Francia, 1902) Rey consorte de España (1846-1868). Nieto de Carlos IV y esposo de la reina Isabel II, intervino en política influido por el padre Fulgencio y por sor Patrocinio. Hizo destituir del gobierno a Narváez (1849) para sustituirlo por el conde de Cleonard. Tras la Revolución de Septiembre (1868) tuvo que exiliarse con la reina, de la cual se separó poco después.


Francisco de Asís de Borbón

Hijo del infante Francisco de Paula Antonio de Borbón y de su primera esposa, Luisa Carlota, Francisco de Asís de Borbón se convirtió en rey consorte de España tras su matrimonio, en 1846, con la reina Isabel II de España, prima hermana suya. Decidido ese año por las Cortes, el matrimonio de Francisco de Asís de Borbón con la reina descartaba definitivamente otros candidatos previamente barajados: el conde de Montemolín (hijo del infante Carlos María Isidro de Borbón y sobrino de Fernando VII), el príncipe Enrique de Borbón y el conde de Trápani. En virtud de la boda, Francisco de Asís de Borbón recibió el título de rey, el tratamiento de majestad y el cargo de capitán general de los ejércitos.

Las desavenencias existentes entre los dos esposos adquirieron carácter público y se convirtieron en un factor de inestabilidad política; las intrigas del rey consorte, destinadas a controlar los resortes del poder, se apoyaron en los elementos más reaccionarios y en una camarilla en la que destacaron especialmente el padre Fulgencio y sor Patrocinio, llamada “la monja de las llagas”. Estas maniobras desestabilizadoras ayudaron a la momentánea caída de Ramón María Narváez y al ascenso a la presidencia del Consejo, en 1849, del conde de Cleonard, aunque este gabinete (el denominado “ministerio relámpago”) sólo duró veinticuatro horas.

La vuelta de Narváez al poder le hizo incrementar sus presiones y amenazas al Gobierno, cuya acción trataba continuamente de obstaculizar. Francisco de Asís de Borbón llegó a amenazar al Gobierno con marcharse a Aranjuez si no se le concedía el mando de la Casa Real; la mediación de la reina madre, María Cristina de Borbón, consiguió evitar el escándalo. Fracasado su acercamiento a los carlistas, se retiró de la actividad pública, aunque tuvo una responsabilidad innegable en el descrédito de la institución monárquica isabelina que culminó con la Revolución de 1868.

Al producirse la Revolución los reyes se exiliaron en Francia, y en este país Francisco de Asís de Borbón se separó definitivamente de su esposa. Los intentos de mediación llevados a cabo por el papa Pío IX, San Antonio María Claret, el ministro Benavides, el marqués de Salamanca y el infante Francisco de Paula y Narváez, entre otros, resultaron infructuosos. Francisco fijó su residencia en el palacio de Épinay, en las cercanías de París; hasta su muerte permaneció alejado de la Corte y se dedicó a la lectura, al coleccionismo de obras de arte y a las obras de caridad. Fue enterrado en el panteón real del monasterio de El Escorial (Madrid).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información