Alberto Giacometti

(Stampa, Suiza, 1901 - Chur, id., 1966) Escultor y pintor suizo. Nació en un ambiente artístico, ya que su padre, Giovanni, era un pintor impresionista. Se inició en el dibujo y la plástica en la Escuela de Artes y Oficios de Ginebra, antes de trasladarse a París para seguir los cursos de escultura de Antoine Bourdelle en la Academia de Grand Chaumière.


Alberto Giacometti

En la capital francesa entró en contacto con el cubismo de Picasso y Braque, y más tarde con el grupo surrealista de André Breton, del que formó parte de 1930 a 1935. En la producción de este período, ya sumamente personal, se perciben sin embargo aportaciones de surrealismo, como el simbolismo de los objetos.

El abandono del surrealismo y la vuelta al arte figurativo constituyó el preludio de la llegada de Alberto Giacometti a su estilo más singular y característico, que se desarrolló a partir de comienzos de la década de 1940. Surgieron entonces sus figuras humanas alargadas y de apariencia nerviosa, muy delgadas y de superficie áspera, a menudo de tamaño natural, que pueden aparecer solas o en grupo.

Son estas obras las que hicieron de Giacometti uno de los artistas más originales del siglo XX, también en el campo de la pintura, con cuadros que representan figuras rígidas y frontales, simbólicamente aisladas en el espacio. En estas creaciones que representan la soledad y el aislamiento del hombre se ha querido ver un trasunto de la filosofía existencialista, y de hecho Jean-Paul Sartre, el máximo representante de la tendencia, reconoció en la obra de Giacometti algunas de sus ideas y escribió sobre ella. La familia y los amigos del artista fueron sus modelos preferidos, en particular su hermano Diego, al que reprodujo en numerosas esculturas, pinturas y dibujos.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información