San Gregorio III

(Siria, ? - Roma, 741) Papa de la Iglesia católica (731-741) Las polémicas doctrinales y los conflictos políticos marcaron los diez años del pontificado de San Gregorio III y pusieron a prueba el prestigio del Papado, que Gregorio supo engrandecer.


San Gregorio III

De origen sirio, era solamente un monje en Roma cuando, por aclamación popular, resultó elegido papa para suceder a San Gregorio II. En el mismo año en que se sentó en el trono de San Pedro, San Gregorio III excomulgó al emperador bizantino León III el Isaurio, el cual, en un gesto sin precedentes, había prohibido en el año 730 el culto a las imágenes, alineándose con las tesis de la iconoclasia, cuyos defensores abogaban por la destrucción de toda imagen por considerar que su veneración suponía un acto de idolatría. La actitud del emperador provocó un auténtico enfrentamiento civil en Constantinopla y motivó una gran tensión en las relaciones entre el Imperio bizantino y el Papado.

Por otra parte, San Gregorio III impulsó la organización de la Iglesia en las antiguas provincias romanas de la Galia y de Germania. En este sentido, en el 731 nombró a San Bonifacio arzobispo y vicario pontificio en tierras germanas, y le encomendó la evangelización y conversión de los pueblos que habitaban dicho espacio geográfico. La conversión del pueblo franco supuso la salvación de Roma en el 739, cuando los lombardos, que habían asolado el exarcado de Ravena y sitiaban la ciudad, tuvieron que retirarse ante el apoyo implícito de Carlos Martel, a quien San Gregorio III había llamado en su auxilio. La festividad de San Gregorio III se celebra el 10 de diciembre.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [fecha de acceso: ].

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información