Manuel Gutiérrez Mellado

(Madrid, 1912 - Zaragoza, 1995) Militar y político español. A los cuatro años, perdió a su padre; a los ocho, a su madre. Desde entonces, él y su único hermano vivieron junto a su abuela materna; ella y algunos familiares lo apoyaron en sus años de estudiante interno en Segovia y en la temporada en que preparó el acceso a la Academia General Militar desde una pensión madrileña.

A los 17 años ingresó en la Academia de Zaragoza, de la que salió a los 21 años como teniente de Artillería y como número uno de su promoción. Participó en la Guerra Civil en el bando nacional trabajando para el Servicio de Información Militar (SIM), ejerciendo unas labores de "quintacolumnista" de las que siempre se sintió especialmente orgulloso (fue el único oficial profesional sublevado que logró escapar de Madrid y regresó para desarrollar esa difícil y peligrosa misión).

Como coronel, estuvo al mando del Regimiento de Artillería número 13; en 1970, alcanzó el generalato y fue destinado al Estado Mayor Central y al Alto Estado Mayor; después, fue comandante general de Ceuta, capitán general de la VII Región Militar (Valladolid) y jefe del Estado Mayor Central, donde colaboró con el general de signo liberal Manuel Díez Alegría. Diplomado de Estado Mayor, fue profesor de la Escuela de Aplicación de Artillería y en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN).

Durante la Transición Democrática, asumió altas responsabilidades políticas que le depararon no pocos sinsabores en un ambiente tan caldeado como el que va desde la muerte de Franco hasta el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981 (conocido como 23-F). Llegó a ser vicepresidente primero del Gobierno (entre el 22 de septiembre de 1976 y 1981, en que dimitió por ser contrario a la legalización de los sindicatos de izquierdas) y ministro de Defensa (momento en que, con toda honradez, se apartó de la milicia activa, a la que sólo regresó tras ocupar esa cartera Agustín Rodríguez Sahagún) con Adolfo Suárez; además, entre sus muchas obligaciones políticas, realizó diversas visitas oficiales al extranjero, particularmente a América Central y a Estados Unidos (donde estuvo con una primera misión el 24 de enero de 1976, en que se firmó el Tratado de Cooperación y Amistad).

Su actitud en el intento de golpe militar del 23 de febrero lo hizo merecedor de la admiración de la mayoría de los españoles; a este respecto, los medios de comunicación fueron determinantes al difundir las famosas imágenes en que Gutiérrez Mellado se enfrenta al teniente coronel Tejero en la sala del Congreso de los Diputados. Las cámaras de televisión recogieron también otros enfrentamientos previos con compañeros de armas de menor rango, como el que tuvo en Cartagena con el general Atarés, jefe de la III Zona de la Guardia Civil, o el del Hospital Militar Gómez Ulla de Madrid, en que se enfrentó al capitán de navío Menéndez Vives, con motivo del entierro de dos policías y un guardia civil asesinados por el Grapo.

Desde su paso a la reserva, desarrolló una actividad en varias tareas filantrópicas, como la ayuda a los drogodependientes, en la que no cesó ni siquiera tras descubrírsele una grave afección cancerígena. Falleció en un accidente de tráfico en la autovía entre Madrid y Guadalajara, cuando se dirigía, precisamente, a participar en un acto de lucha contra la droga.