Takashi Hara

(Morioka, 1856 - Tokio, 1921) Político japonés. Primer ministro del Interior de Japón entre 1918 y 1921, fue el primero en la historia de Japón en ocupar este cargo sin pertenecer a la nobleza, y el primer líder autentico de un partido político japonés. Ha sido considerado uno de los más influyentes políticos japoneses del siglo XX y uno de los principales arquitectos del gobierno de partidos del Japón moderno. Sus seguidores le conocían con el apodo del Primer Ministro Plebeyo. También era conocido por los nombres de Hara Kei y Kenjiro. Su pseudónimo literario era Issan

Era el nieto del jefe del dominio de Nambu, situado en la región de Tohoku. En 1870 ingresó en la escuela oficial del dominio. Posteriormente completó su formación en el Kyokam Gijuku de Tokio, una escuela donde estudió inglés. La falta de fondos de su familia le obligó a abandonar sus estudios. En 1873 fue bautizado y se convirtió al cristianismo con el nombre de "David Hara".

Volvió a estudiar en 1874, gracias a su trabajo como asistente de un misionero francés. Se separó se su familia en 1875 y formó una rama independiente. Como consecuencia pasó de tener el estatuto de samurái al de plebeyo. Ingresó en 1876 en la Escuela de Leyes del Ministerio de Justicia. Fue expulsado de ella al convertirse en el portavoz de las reivindicaciones de los estudiantes.

Tras su expulsión comenzó a ejercer profesionalmente como periodista. Inicio su carrera periodística en el Hochi Shimbun, uno de los principales periódicos de Tokio. Dejó el periódico en 1882 tras enfrentarse con otros reporteros, a los que acusaba de haberse convertido en lacayos del gobierno. Posteriormente ingresó en la carrera diplomática, cuando ese mismo año se convirtió en el asistente del marqués Kaoru Inouye, ministro de Asuntos Exteriores.

Al año siguiente fue nombrado cónsul de Japón en la ciudad china de Tientsin. Allí entró en contacto con el político nacionalista chino Li Huang-chang. En 1885 fue uno de los políticos japoneses que intervino en la firma del Tratado de Tientsin, por el cual se estabilizaron las relaciones entre Corea y japón. Su labor diplomática llamó la atención de Ito Hirobumi, quien le convirtió en su protegido. En 1886 fue nombrado encargado de negocios en la embajada de Japón en París.

Regresó a japón en 1889, siendo transferido al ministerio de Agricultura y Comercio. Dimitió de su puesto cuando el ministro de Exteriores Mutsu Munemitsu se retiró de la vida política. Cuando éste regresó al gobierno en 1892 Hara fue nombrado director de la oficina comercial del ministerio de Asuntos Exteriores. En 1895 alcanzó el puesto de viceministro de Asuntos Exteriores. Tras la finalización de la guerra chino-japonesa fue nombrado ministro plenipotenciario para Corea. En 1897 abandonó la diplomacia tras la muerte de Mutsu y regresó al periodismo. Fue nombrado editor del periódico Osaka Mainichi; desde este puesto se convirtió en uno de los intelectuales más influyentes del país. En este período publicó numerosos libros y artículos en los que trataba el tema de la revisión de los tratados de Japón con los poderes occidentales.

Fue uno de los fundadores en 1900 del Partido Amigos del Gobierno Constitucional (Seiyukai), posterior Partido Liberal, del que se convirtió en secretario general, lo que supuso su regreso a la política activa. En 1900 fue ministro de Comunicaciones en el cuarto gabinete del marqués de Ito, con lo que se convirtió en el primer ministro procedente de la región de Tohoku. En 1901 se introdujo en el mundo empresarial, hasta alcanzar la presidencia del Banco Kitahama y la vicepresidencia de la compañía minera Furukawa.

Fue elegido en 1902 miembro de la Cámara de Representantes por la localidad de Morioka. Ocupó la cartera de Interior entre 1906 y 1907 en el primer gabinete de Saionji. Tomó parte activa en la reorganización administrativa de Japón y en la evolución de la política hacia el parlamentarismo. Abolió el sistema de división territorial basado en distritos. Luchó para limitar el poder de los clanes que tradicionalmente habían dominado el gobierno, para lo que trató de aumentar la influencia de los partidos políticos.

Tras abandonar el ministerio viajó por Europa y Estados Unidos. Volvió al ministerio del Interior en el segundo gabinete de Saionji. Nuevamente fue ministro del Interior en el gabinete de Yamamoto (1913-1914). En 1914 tras la retirada de Saionji fue elegido presidente del Partido Liberal, que convirtió en una formación con un funcionamiento parecido a los partidos estadounidenses. Trató de ganarse de esta forma el apoyo popular en contra de la burocracia que dominaba a la política. Durante la Primera Guerra Mundial se destacó como un brillante orador parlamentario.

Tras la caída del gobierno de Terauchi Musakata fue designado Primer ministro por el emperador el 29 de septiembre de 1918. Al recibir este cargo, se convertía en el primer no noble en ocupar el cargo. Se mostró fiel a sus principios y se negó a adoptar cualquier título nobiliario. Su llegada al poder supuso el inicio de dos décadas de dominio del Partido Liberal y de su maquinaria política y aliados económicos. Su principal preocupación fue remediar la grave situación económica del país.

Durante su mandato se introdujeron grandes reformas en Japón. Redujo los requisitos económicos para obtener el derecho al voto, con lo que incluyó a los pequeños propietarios entre los votantes, sector en el que se encontraban las bases del Seiyukai. El numero de ciudadanos con derecho al voto pasó de 1.450.000 a 2.800.000. Trataba de esta forma de reducir el poder de los burócratas y de hacer crecer el poder de los partidos políticos, como elemento fundamental en el orden constitucional. Esta reforma no satisfizo totalmente al pueblo, que deseaba una reformas mas radicales.

Tuvo que hacer frente a la agitación obrera y al movimiento independentista en Corea. La extensión de los disturbios le llevó a disolver el Parlamento y a prohibir el Partido Socialista. Cuando en las nuevas elecciones su partido obtuvo la mayoría absoluta pudo gobernar sin apenas oposición. Emprendió la reforma del sistema financiero, trató de desarrollar la instrucción pública y recortar el poder de los militares. Se mostró favorable a la paz durante los conflictos territoriales que mantuvo Japón con China y la Unión Soviética, países a los que se oponía a que fueran enviados soldados japoneses.

En 1920 comenzó a ser acusado por los nacionalistas, tradicionalistas y socialistas de favorecer los intereses de los poderes tradicionales. La crisis de alimentos de 1921 produjo un violento estallido del movimiento obrero, que protestaban por las medidas antipopulares adoptadas por Hara. A pesar de su política liberal se opuso a la rápida absorción de las ideas occidentales. Fue asesinado por un estudiante fanático extremista de derechas en al estación de ferrocarril de Tokio.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información