Bernard Herrmann

(Nueva York, 1911 - Los Ángeles, 1975) Compositor y director de orquesta estadounidense. Tras estudiar en la Universidad de Nueva York y en la Academia Juilliard, desarrolló su carrera profesional en la radio, y desde los años 30 compaginó su faceta de director de orquesta (que inició en 1938 en la orquesta de la CBS) con su labor como compositor, de la que se recuerdan especialmente sus magistrales creaciones para Hollywood.


Bernard Herrmann

Referencia indiscutible de la música para el cine, su nombre es indisociable del de dos cineastas de los que fue colaborador habitual, los realizadores Orson Welles y Alfred Hitchcock. El primero fue quien lo hizo debutar en el mundo de la composición cinematográfica con Ciudadano Kane (1940) y El cuarto mandamiento (1941), después de unos años dedicado a la creación de bandas sonoras radiofónicas, incluida la de La guerra de los mundos (1938). Para el segundo firmó algunas de las mejores partituras de la historia del séptimo arte, como El hombre que sabía demasiado (1956), Vértigo (1958), Con la muerte en los talones (1959) y Psicosis (1960). Su colaboración con el rey del suspense se prolongó a lo largo de once años y ocho películas.

Posteriormente trabajó con François Truffaut y Brian De Palma; suya es también la música de Ultimátum a la Tierra (1951) –una de las primeras bandas sonoras que incluyen instrumentos electrónicos–, El séptimo viaje de Simbad (1958), Viaje al centro de la Tierra (1959) y la del filme de Martin Scorsese Taxi Driver (1975), su último trabajo. Fuera del ámbito del cine, Bernard Herrmann compuso algunas interesantes e infravaloradas obras, entre las que se cuentan las Variaciones sobre “Deep River” (1933) para orquesta, todavía bajo el influjo de Aaron Copland, la cantata Moby Dick (1938) y la ópera Cumbres borrascosas (1950).