Alexander Ivanovich Herzen

Intelectual y revolucionario ruso (Moscú, 1812 - París, 1870). Tras admirar en su juventud el avance tecnológico y las ideas socialistas procedentes de Europa occidental, quedó decepcionado por el fracaso de las revoluciones de 1848 (Desde la otra orilla, 1850).

Desde entonces volvió sus ojos hacia Rusia, país en el que creía ausentes los obstáculos que impedían en Occidente el triunfo de una revolución socialista; incluso afirmaba que la comunidad campesina tradicional de Rusia (el mir) respondía a un modelo socialista por su periódica repartición de la tierra con arreglo a las necesidades familiares. Compartió con Tolstoi la fe en el campesinado ruso como fuente de regeneración del país. Puso las bases del movimiento paneslavista al defender que Rusia se hallaba, en realidad, más avanzada que el resto de Europa (por estar más cerca del socialismo) y que, en consecuencia, le correspondía una misión directora con respecto al resto del continente.

Desde 1852 vivió exiliado en Londres, pero ejerció gran influencia sobre la oposición clandestina al régimen de los zares, a través de su revista Kolokol («La campana», fundada en 1857). Sin embargo, su aislamiento de las masas rusas le impidió valorar los intensos sentimientos nacionalistas de éstas y cometió un error político al apoyar la insurrección independentista de Polonia en 1863, lo que le hizo perder prácticamente audiencia en el interior de Rusia.