Vladimir Horowitz

(Berdichev, Ucrania, 1903 - Nueva York, 1989) Pianista estadounidense de origen ruso. Vladimir Horowitz empezó a estudiar piano con su madre cuando tenía seis años, y a los quince entró en el Conservatorio de su ciudad natal, donde fue alumno aventajado de Felix Blumenfeld.


Vladimir Horowitz

Ofreció su primer recital en Jarkov (1922), obteniendo un gran éxito; la temporada 1924-1925 realizó más de setenta conciertos, algo insólito en aquella época. A partir de ese año, invirtiendo su propio dinero, emprendió diversas giras por Alemania, Francia y el Reino Unido, revelándose como uno de los más virtuosos pianistas de su época.

En París, el representante estadounidense Arthur Judson le ofreció un contrato para realizar una gira por Estados Unidos en 1928. Su debut tuvo lugar en el Carnegie Hall y el concierto, como la posterior gira, lo consolidaron como uno de los más importantes pianistas del siglo XX. En 1933 emprendió una gira con Arturo Toscanini para tocar como solista el Concierto para piano nº 5 Emperador, de Beethoven, gracias a lo cual conoció a Wanda Toscanini, la hija del legendario director, con la que se casaría poco después en Milán. En 1940 se estableció en Nueva York, y dos años después le fue concedida la nacionalidad estadounidense.

En 1953 decidió retirarse de los escenarios, y durante doce años se dedicó a formar jóvenes talentos del piano y a realizar sus primeras grabaciones. En 1965 volvió al escenario concertístico y continuó grabando sus interpretaciones, de entre las que destacan las obras de Chopin, Liszt, Skriabin, Debussy y Prokofiev, aunque sus excelentes dotes musicales le permitían abordar con sumo virtuosismo todo repertorio. En 1986 efectuó una histórica visita a Rusia, que levantó gran expectación. Vladimir Horowitz mantuvo sin altibajos su actividad pianística casi hasta el final de su vida.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información